The Toxic Avenger: Arnold Schwarzenegger quiere estar en el remake, pero sin fregona

Con el festival de Cannes a punto de comenzar, estaba claro que la croisette iba a ser caldo de cultivo de toda clase rumores y cotilleos sobre nuevas producciones. Una de las que más nos ha llamado la atención, tanto por no parecer ser una película que pretenda colarse en sucesivas ediciones del festival, como por el carácter gamberro de su precedente, es el remake de The Toxic Avenger que desde hace tiempo planea dirigir Steve Pink, que vuelve a reunir al equipo que hizo posible Hot Tub Time Machine.

¿Arnold Schwarzenegger en el remake de The Toxic Avenger?

Lo que en su día fuera una película de culto, apta sólo para depredadores audiovisuales y ratas de videoclub, planean presentarlo ahora como una peluca de acción aventuras dirigida a un público mainstream. Algo que tendrían asegurado si la negociación para incluir a Arnold Schwarzenegger en el proyecto termina siendo favorable. Michael Herz y Lloyd Kaufman fueron los directores originales de esta entrañable producción de Troma Entertainment en la que Marvin Ferd III, un esmirriado encargado de limpieza de un gimnasio de una pintoresca localidad de Nueva Jersey, experimenta una extraordinaria mutación tras caer en un cubo lleno de líquido radiactivo. La metamorfosis le convierte en un ser de aspecto no menos monstruoso del que ya tenía, pero cuya fregona que sostenía en la mano en el momento de la transformación, le convierte en un genuino héroe dispuesto a "limpiar" el mundo de todo mal. un héroe nada convencional, que se pasea en tutú y tiene una novia ciega, literal y figuradadmente.

Se imaginan a Schwarzenegger persiguiendo a los chicos malos de Tromaville con su fregona? Seguro que entre muchos debe haber cundido el pánico, pero podéis respirar tranquilos: Arny no pretende llevar la fregona ni siquiera interpretar a al personaje protagonista. Su objetivo no es el asistente de limpieza del gimnasio, sino otro personaje. Lo que no deja de preocuparme, porque tampoco creo que ahora esté dispuesto a ceder el protagonismo a otros para recluirse en un discreto segundo lugar con un bonito personaje de reparto. En cualquier caso, tampoco me importa que destruyan y desvirtúen la historia porque siempre siempre siempre podemos recurrir a la película original, lo que directamente suelen provocar todos estos remakes y revisiones de películas tan míticas como entrañables, que nos recuerdan los motivos por el que nos gustan aquellas películas que se hicieron antes.