Jodorowsky’s Dune: una película no realizada es, también, cine

La historia del cine es, también, la historia del no cine. Es la historia de todas las posibilidades del cine que no han llegado a desarrollarse, y de todas las películas que no fueron rodadas. Pero el cine no se hace siempre a través de una cámara, sino que también se imagina, tal y como quería señalar Jonás Trueba en Los ilusos, donde sus personajes imaginan historias que no llegan a rodar. El cine está en el sueño del cine, en la ideación de proyectos, y aunque nunca vean la luz, crean consecuencias en la realidad. Y de esta idea parte Jodorowsky´s Dune, de Frank Pavich, un documental que pretende reconstruir una película que nunca existió: la adaptación de la novela Dune que Jodorowsky pretendía realizar en los años setenta.

Crítica de Jodorowsky´s Dune

Un proyecto maldito en el que el director depositó todas sus esperanzas y ambiciones, pues deseaba crear un film manifiesto, una película donde las imágenes captasen los efectos psicotrópicos del LSD pero sin tomar dicha sustancia: pretendía ser una película que transformase la percepción de la realidad. Sin embargo, pese a ser ideada hasta sus detalles más ínfimos, fue rechazada por Hollywood, que no se atrevió a financiar un proyecto tan costoso. Y es que Star Wars todavía no ha sido estrenada y, por lo tanto, un film de ciencia ficción que conquistase a un público planetario no parecía una idea materialmente posible; y eso y la extrema duración de la película, que Jodorowsky quería instaurar en 12 horas, o incluso 20 horas.

Pero, sea como sea, esta película existe, no como artefacto, como materia, pero sí como idea. Y el documental Jodorowsky´s Dune pretende rastrear esas huellas que dejó en el mundo, porque numerosas personas iniciaron movimientos para poner en pie el proyecto. Por ello, ubica frente a la cámara a todos los implicados en el proyecto para que narren, directamente, su idea y participación en Dune. Y con anécdotas disparatadas, descubrimos que Jodorowsky trató de conseguir para la película a Orson Welles, Salvador Dalí, o al grupo Pink Floyd para la música. Locos y lúcidos de un tiempo en el que abundaba la genialidad, y Dune parecía un espacio perfecto para que todos ellos soltaran sus amarras y diesen rienda suelta a su talento. Porque el equipo reclutado para Dune es, realmente, sobrecoger, todos ellos con su excentricidad, ya que Jodorowsky no buscaba técnicos, sino guerreros espirituales, como él los llamaba: la película se convertía por sus propios integrantes en un combate contra la concepción del cine como industria.

Crítica de Jodorowsky´s Dune

Ejemplo de ello es el rechazo del especialista en efectos especiales Douglas Trumbull, artífice de los efectos de 2001: A Space Odyssey, y que Jodorowsky no quiso en su equipo porque lo consideraba demasiado racionalista, experto en la técnica pero carente de alma. En cambio, tomó a Dan O´Banon, que venía del cine de John Carpenter y cuya personalidad era mucho más imaginativa. Aunque, entre los guerreros, destaca la figura de Jodorowsky, el gran luchador por el cine entendido como arte.

Se trata, pues, de un documental sobre el cine, que pretende mover a la explosión de la risa con una sucesión de hechos disparatados y un discurso desenfadado. Sin embargo, a la vez, se convierte en un documental de investigación que, a la vez que fundir las voces de los implicados, inicia una reconstrucción de la película. De este modo, el documental se convierte en el único medio que puede aproximarnos a lo que dicha película pudo ser y nunca fue, y lo hace a través de una interesante propuesta estética: rescata el storyboard y lo convierte en animación, de modo que podemos asistir a fragmentos del film a través de la textura de la animación. Porque sería un error reconstruir con actores reales una película que sólo existió en la mente: es la animación, un modo de representación que ha de nacer, inevitablemente, desde la mente, y no puede captarse directamente de la realidad con una cámara, el mejor medio para fabular con el film. De hecho, el propio Jodorowsky recomienda este recurso si una vez alguien se anima a adaptar su proyecto.

Crítica de Jodorowsky´s Dune

Pero, a la vez, Jodorowsky´s Dune analiza los efectos que esta película ha tenido sobre la historia del cine. Y es que el storyboard fue enviado por Jodorowsky a todos los estudios de Hollywood y muchos de los participantes en el proyecto participaron en películas de ciencia ficción posteriores, como el especialista en efectos especiales Dan O´Banon, que después trabajaría en Alien. Por ello, el documental se encarga de extraer algunas referencias de este Dune no nato en películas posteriores, como Alien o Prometheus, de Ridley Scott, ya sean simetrías en la composición de planos o ideas figurativas calcadas. Y es que la crítica de Jodorowky´s Dune se encamina, también, hacia la amnesia del cine, y reivindica que toda, al fin y al cabo, toda idea forma parte de la realidad, aunque se haya motivado su materialización.

3 estrellas