Le passé, de Asghar Farhadi: el pasado condiciona una pareja

En 2011, el nombre de Asghar Farhadi penetraba en el mapa cinematográfico como un maremoto, a través de un título que le valió el reconocimiento internacional: Jodaeiye Nader az Simin (Nader y Simin, una separación). Esta obra obtuvo el Oso de Oro en el festival de Berlín, los premios en reconocimiento a todos sus actores y actrices, y le valió a Irán el primer Oscar de su historia. Y es que Farhadi se ha erigido en una voz independiente del cine iraní, que en esta ocasión apuesta por una precisa construcción narrativa, en torno a una anécdota nimia (un empujón que pudo causar un aborto) y que permite erigir un retrato de todas las clases sociales iraníes, mediante un perspectivismo que logra colar las visiones de todos los personajes. Es de destacar el primer plano, que ubica la cámara en la posición del juez ante la escucha de las razones de la pareja que solicita el divorcio: esta posición indica, por un lado, la ausencia de justicia en el país, y por otro lado, nos ubica en la posición de observador de la narración que vamos a presenciar. Y ahora acaba de publicar el tráiler de Le passé (El pasado), su próxima obra:

En esta ocasión, Farhadi ha reclutado dos actores de gran celebridad en el cine francés. Por un lado, Tahar Rahim, protagonista de Un prohète (Un profeta), de Jacques Audiard; por otro lado, Bérénice Béjo, actriz principal de The Artist. Así, a través de los protagonistas de dos grandes éxitos del cine francés, Farhadi construye el relato de una pareja cuyos miembros tienen distinta ascendencia: ella es iraní y él procede del norte de África. Así, el director pretende auscultar los problemas de comunicación entre parejas de distintos orígenes, con las diferentes visiones del mundo que ello suele conllevar.

Como ya pudimos ver a través del perspectivismo de Nader y Simin, aquí obtendremos la visión de la relación desde ambos polos: no habrá un relato monolítico, sino una conjugación de dos puntos de vista. Y por lo visto en el tráiler de Le passé (El pasado), Farhadi regresa con su realismo social, a través de una cámara siempre próxima a sus personajes, en planos medios que no se entrometen del todo en su intimidad, y con múltiples muros y obstáculos para filmarlos, como rejas o cristales, o composiciones cerradas y claustrofóbicas, pues sus personajes siempre están encerrados entre un entramado de convenciones. Se desconoce la fecha de estreno, pero todo apunta a que Farhadi pretende dar el salto al festival más prestigioso del circuito, el festival de Cannes. Lo sabremos el próximo 18 de abril, cuando el festival anuncie las películas de la Sección Oficial.

le passé