Todo lo que necesitas saber sobre Alacrán enamorado

Basada en la tercera novela de Carlos Bardem, que protagoniza él mismo, se estrena este mismo viernes, 12 de abril, Alacrán enamorado en la cartelera española. Tercera película dirigida por Satiago Zannou, se trata de una fábula urbana de superación personal con historia de amor imposible entre el cabecilla de un grupo neonazi y una inmigrante latinoamericana que, tras pasar por una red de prostitución infantil, se gana ahora la vida de fregona en lo que será, según palabras del director, una historia contada "sin aspavientos y sin payasadas. Con visceralidad y compromiso".

Cartel de Alacrán enamorado

Existen muchos Julianes como los de la novela, los he visto en los gimnasios de boxeo. Y algunos han podido redimirse, a pesar de vivir marcados por el odio y realidades sociales muy duras, porque cuando aprenden a combatir por normas, tras años de violencia irracional, se convierten en mejores personas. El odio es un sentimiento todopoderoso: cuando estás poseído por él no hay espacio para más. El odio solo permite odiar. En cambio, cuando te enamoras, respetas a la otra persona. (Carlos Bardem)

En su reparto coinciden figuras emergentes del cine español como Álex González, que participara en títulos como X-Men: First Class y al que veremos dentro de poco en Combustión, y Miguel Ángel Silvestre, que está desarrollando una filmografía mucho más interesante de lo que se podía intuir, dados sus pobres inicios televisivos con Sin tetas no hay paraíso, pero que se ha prodigado en el cine a través de títulos tan interesantes como Verbo, Todo es silencio o Los amantes pasajeros. Junto a ellos aparecen caras menos conocidas como Judith Diakhate, que participaba en películas como La noche de los girasoles o Diario de una ninfómana y Hovik Keuchlerian, que en cine tan sólo ha participado en Los días no vividos.

Interpretaciones muy directas, viscerales, sin aspavientos ni payasadas. Mi película es seria, necesita del rigor, los códigos de nuestra profesión,hacerla con responsabilidad, con respeto; es una película que hago yo, un hombre negro, un director que va a hablar de jóvenes radicales y racistas… (Santiago Zannou)

A pesar de que uno de los principales personajes esté interpretado por Carlos Barden, quien se ha encargado también de la adaptación cinematográfica de la novela en colaboración con el propio Zannou, sin duda el mayor reclamo de Alacrán enamorado es la participación de Javier Bardem en uno de los personajes de la película, que aunque no tenga demasiada extensión es de gran importancia para la trama. Realmente se trata de un auténtico retorno del actor madrileño al cine español, desde Mar adentro, porque aunque hubiera rodado en España filmes como Biutiful, Vicky Cristina Barcelona o Goya's Ghosts (Los fantasmas de Goya), y las tres fueran coproducciones españolas, en una estaba dirigido por el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, en la otra por el estadounidense Woody Allen y en la tercera por el checoslovaco Milos Forman.

Es un sueño desde que entré en una escuela de interpretación. Por suerte, he coincido con él (Javier Bardem) en las clases de Juan Carlos Corazza, y siempre es un referente por compromiso, intensidad y dedicación a esta profesión y a sus compañeros. Admiro su capacidad por imaginar personajes genuinos y su valentía para llevarlos a cabo. (Migue Ángel Silvestre)

En el caso de Alacrán enamorado, se trata de una producción enteramente española, a cargo de Álvaro Longoria para Morena Films, productora vinculada con filmes de proyección internacional, como era el caso de Che, las dos películas dirigidas por Steven Soderbergh, o Habitación en Roma la película dirigida en inglés por Julio Medem, o por haber participado en alguno de los recientes éxitos del cine español, como eran Celda 211 y También la lluvia, que tuvieron su recorrido internacional.

Sinopsis

Julián es el líder de un grupo de jóvenes radicales, un chico cargado de ira, envenenado por el odio al que es diferente. Sin embargo, hay nobleza en su alma. La descubrirá en un gimnasio de boxeo, gracias a Carlomonte, un ex-boxeador alcoholizado —alguien que lo tuvo todo y todo lo perdió. Allí Julián aprenderá a combatir con reglas, se irá vaciando de odio y conocerá el amor por Alyssa, una joven inmigrante de color. Julián tendrá que tomar una decisión cuando sus antiguos camaradas les pongan a todos a prueba…

Del truco al enamorado

Con referentes tan variados que van desde cineastas clásicos como Charles Chaplin, John Ford hasta modernos como Luis Buñuel, Akira Kurosawa y John Cassvetes, hasta contemporáneos como Jafar Panahi, la cinematografía de Santiago Zannou despuntaba cuando en 2004 era nominado al Goya al mejor cortometraje por Cara sucia, en la que ya fluían los temas y personajes marginados que poblarían su filmografía posterior. Su ópera prima en el largometraje de ficción, El truco del manco, recibiría tres premios Goya correspondientes a la mejor dirección novel, mejor actor revelación, para El Langui, y mejor canción original, para el tema A tientas.

Santiago Zannou

Mi sensación es que los directores nos debemos a nuestra profesión con mucho respeto, por eso considero que lo fundamental es saber de lo que hablamos, antes incluso de tener algo que contar. Hay muchas similitudes entre nuestra profesión y la película que estoy contando, una película que habla de no tirar la toalla, que busca en sus personajes distintas maneras de encarar la vida, que llega a la conclusión de que hay que intentar como sea canalizar la rabia, convertir el dolor en gasolina, en alegría, nada de odio.

Sin duda el sector musical ha sido campo de cultivo para Zannou que había realizado en los inicios de su carrera un documental como Barcelon Hip Hop, y que se prodigaría después en la creación de videoclips como Confusion y Mechanical para Cycle, Shake the Moon para Marlango, Hoy es domingo para Tarik y la fábrica de colores, Escúchame gritar para Spam, Optimista y soñador para Frank T, Spin in the Rye para The Unfinished Sympathy, Enciende motores para Paula Domínguez o Parlante para Ruido.

Con esa premisa nos ponemos delante de una película que se apoya en el boxeo y aquí es donde más similitud encuentro con mi profesión: caerse y levantarse, mantenerse en pie aunque te golpeen, pelear y entrenar todos los días. Humildad, mucha humildad, para saber bien lo que está en juego, estamos hablando de personas, estamos hablando de la vida y esto no es otra cosa que una gran responsabilidad.

En los últimos años ha rodado el documental El alma de la Roja y el largometraje La puerta de no retorno, que ha compaginado con la docencia en el Centro de Estudios Cinematográficos de Catalunya (C.E.C.C.). Precisamente, dentro de las piezas de promoción de la película, destaca la posibilidad de participar en concurso a través del que puedas conseguir una beca para estudiar con el propio Santiago Zannou.