Jane Got a Gun, pero le costó más conseguir director y villano

El proyecto Jane Got a Gun parece una película maldita desde su propia gestación, tanto como los poblados abandonados que quedan del género western en algunos paisajes, género en el que se encuadra su narración. Y es que nadie parece querer participar en este proyecto británico, pues se está produciendo un incesante baile de nombres tanto en la dirección como en el reparto, hasta el punto de posibilitar la construcción de una genealogía de los rechazos. Nunca sabes si informar de cada nueva transformación del equipo, porque esa noticia va a caducarse en apenas unos días. El caso es que, en la dirección estaba previsto, en un primer momento, el nombre de Lynne Ramsey, la directora que nos entregó ese magnífico drama centrado en los efectos psicológicos que produce en la familia un hijo con tendencias violentas, We need to talk about Kevin, protagonizado por Tilda Swinton. Por problemas de contratación, la directora abandonó el proyecto el primer día de rodaje, y ha sido sustituida por Gavin O´Connor, director de Warrior. Y, ahora, le ha tocado el turno al villano, quien ahora encuentra un nuevo nombre: Bradley Cooper.

bradley cooper

En este caso, la sustitución ha sido múltiple, pues el papel iba a ser interpretado por Michael Fassbender, y a su vez fue reemplazado por Jude Law, quien acaba de abandonar el proyecto Jane Got a Gun tras la huida de la directora Lynne Ramsey. Así que Jude Law ha sido sustituido por Bradley Cooper, quien parece ser, por fin, el candidato definitivo para encarnar el papel del villano. Y es que tras el éxito de Silver Linings Playbook, la celebridad de su figura no deja de crecer, y está siendo solicitado para múltiples proyectos, entre ellos el nuevo film de David O. Russell, en pleno proceso de rodaje, por lo que se incorporará más tarde a Jane Got a Gun.

El proyecto Jane Got a Gun cuenta, en cambio, con dos nombres más estables en el reparto: Natalie Portman y Joel Edgerton. El film se centra en una mujer (Natalie Portman) que recibe a su marido fugitivo en casa con varias heridas de bala por una banda de forajidos liderada por Bishop (Bradley Cooper). La banda persigue a su marido con el objetivo de terminar con su vida, así que ella, en su deseo de salvarle, debe rescatar la relación con su exnovio (Joel Edgerton), al que no veía desde hacía diez años y que todavía sigue enamorada de ella, para que le ayude a defender a su hogar y a su esposo. Juntos formarán un equipo para luchar contra la banda de delincuentes, que integra las visiones masculina y femenina. Además, el pasado de su relación promete tensiones y conflictos durante todo el metraje en el equipo. El estreno del proyecto Jane got a Gun está previsto para el próximo año, aunque todavía no se ha concretado (no en vano, apenas se ha concretado el equipo definitivo).