¿Se parece Roberto Benigni a John Wayne y a Cary Grant?

Al parecer, según el director finlandés Aki Kaurismäki, sí. No en el físico, claro (bueno, su delgadez se aproxima a Cary Grant), sino a su trabajo frente a las cámaras; quizá lo hagan en esa fusión de tragedia y humor que, por ejemplo, emanaba de Benigni en alguna obra como La vita è bella (La vida es bella), conjugando así la aceptación estoica del destino de John Wayne con la picaresca de Cary Grant. Sea por lo que sea, ése es el motivo que ha llevado a que Roberto Benigni aparezca en el próximo proyecto de Aki Kaurismäki, que todavía carece de título.

roberto benigni

El próximo proyecto de Aki Kaurismäki se desarrollará en Italia, y en un primer momento, iba a contar también con la presencia de Nani Moretti, pues Aki Kaurismäki le envió una carta para solicitar su presencia en la película. Pero el italiano no le ha contestado, así que Kaurismäki le ha desechado del reparto para concentrarse con Roberto Benigni, que sí le contestó, sumando así una nueva colaboración con otro director internacional, como ocurrió en To Rome with Love, de Woody Allen, su último trabajo como actor.

Se trata del primer desembarco en Italia de Kaurismäki, quien continúa la senda de otros directores consagrados del panorama internacional que se desplazan a Italia para filmar, como ocurrió con Abbas Kiarostami en Copia Certificada, donde observábamos las ambiguas relaciones de una pareja en la Toscana, sin llegar a saber si acaban de conocerse o son una pareja consagrada: en esa duda está el gran poder del iraní. Pero Kaurismaki se desplaza al sur, pues el rodaje tendrá lugar en la región de Apulia, el tacón de la bota del país. Y, aunque todavía se desconocen detalles del próximo proyecto de Aki Kaurismäki, lo que sí ha revelado el director es que la película girará en torno al mundo de los vinos, que le han inspirado para el guión. No en vano, el finlandés reside en Oporto, donde se ha desplazado porque, según él, es el único lugar donde se puede beber un buen vino en Europa a un precio asequible.

De este modo, el próximo proyecto de Aki Kaurismäki parece la segunda entrega de un tour que está realizando por Europa, tras presentar el bello film Le Havre, sobre Marcel Marx, un escritor bohemio que se instala en la ciudad francesa y que se topa, de súbito, con un niño inmigrante al que deberá acoger. Yo, por mi parte, estoy deseando ver cómo capta la luz de Italia este gran cineasta de los colores, donde cada personaje encuentra una resonancia cromática en los objetos y paredes que le rodean. Un maestro de la luz y la composición, que seguro logra captar una Italia bella y absurda. Y, seguramente, Cannes sea el destino de la obra, festival que siempre sirve como presentación y trampolín a las salas de sus películas, aunque habrá que esperar a la próxima edición de 2014.

aki kaurismaki