La carrera de Paz Vega en Hollywood: ¿es otra Woman on Top?

Primero fue la gran Sara Montiel, Saritísima, quien conquistó a Hollywood en los años cincuenta: la primera pasión ibérica que levanta revuelo más allá del Atlántico. Símbolo de la latina universal, pues era tomada tanto por española como por mexicana en el cine, consiguió insuflar un cierto exotismo en el star-system de Hollywood con su voluptuosa figura, que contrastaba por su sensualismo con otras estrellas de ascendencia anglosajona. Saritísima parece que fue sucedida por Penélope Cruz, quien conseguía encaminar todas las miradas masculinas en Woman on Top, y que ya ha desarrollado una sólida carrera en Hollywood, conquistando incluso un Oscar. Y la siguiente en liza es Paz Vega, que sigue consolidando su presencia en Hollywood título tras título. La última noticia: formará parte del reparto de la superproducción Pompeii (Pompeya), de Paul W.S. Anderson, centrada en los días previos a la explosión del Vesubio y donde interpretará a Strigana, una misteriosa sacerdotisa de una antigua ciudad. Y, con motivo de esta noticia, hemos elaborado un breve repaso a la carrera de Paz Vega en Hollywood:

paz vega en Hollywood

Spanglish (2004)

Tras su éxito en Lucía y el sexo, Hable con ella y Carmen, parece que ya podía iniciar el asalto a Hollywood. Y su desembarco en la industria fue vía comedia romántica, a través de una obra dirigida y guionizada por James L. Brooks, Spanglish. En ella, Paz Vega debió someterse al estereotipo por el que todas las actrices españolas parece que son conducidas para llegar el triunfo: el de latina que despierta el deseo a su alrededor. De hecho, en Spanglish, Paz Vega interpreta a una mexicana, recordando así esta versatilidad de las actrices españolas que impone Hollywood, y esta indistinción entre una cultura y otra: ya lo hemos visto con Sara Montiel haciendo de india en Yuma, de Sam Füller; y, especialmente, con Penélope Cruz haciendo de brasileña en Woman on Top. De hecho, Spanglish parece el particular Woman on Top de Paz Vega, aunque eso sí, con mayor sutileza.

Ella es una mexicana que emigra a EEUU con su hija buscando una vida mejor, y se instala en el seno de una familia de clase alta como trabajadora del hogar. E, inconscientemente, despierta el deseo de Adam Sandler (también se suele asociar una cierta inconsciencia en lo sensual a este tipo de actrices). El film, estirado inusualmente a 130 minutos (es difícil sostener una comedia más allá de 90 minutos) funda su humor en las confusiones idiomáticas, tal y como señala su título, y Paz Vega logra su progresiva integración en la familia: en todo momento emana un discurso bienintencionado y naïf. Además, interpreta a un estereotipo difícil se extirpar del imaginario de EEUU: la trabajadora del hogar de origen latino.

10 Items or less (Dame 10 razones, 2006)

Sin embargo, su irrupción en Hollywood parece que no cumplió las expectativas que se habían generado en torno a esta nueva exportación ibérica a EEUU; y es que Spanglish tampoco es el mejor escaparate para acceder a un nuevo mercado. Por ello, su camino debió tomar otro rumbo, y si el cine mainstream no le ofrecía puertas, se trasladó al cine independiente como nueva ventana al mundo anglosajón; una decisión nada errónea, pues el cine independiente es, hoy en día, casi una marca en EEUU, una etiqueta con la que impulsar la llegada de un film a salas mayoritarias (sólo si es producido en EEUU). Así, su segundo papel importante en EEUU fue en 10 Items or less (Dame 10 razones), escrita y dirigida por Brad Silberling, rodada en apenas 15 días y que ofreció la posibilidad de descarga digital mientras aún estaba en cines.

Sin duda, el gran atractivo del film reside en el co-protagonismo de Morgan Freeman, y en la sencillez de su propuesta, basada ante todo en diálogos. el film se basa en el la idea, ya repetida, de dos personas solitarias que se ven unidas momentáneamente y entre las que surje una especial comunicación: Morgan Freeman es un actor en horas bajas que debe interpretar a un encargado de supermercado en su próxima película; en conoce a una cajera neurótica, sin dinero y en trámite de divorcio, Paz Vega, a quien ayuda a liberarse de su estrés. De nuevo, es ella la que asume el papel de aprendiz en un primer momento, como en Spanglish, pero aquí de forma mucho más sutil.

The Spirit (2008)

a partir de esta obra independiente, Paz Vega parece haberse asentado con mayor firmeza en Hollywood, y en 2008 cambia completamente de género cinematográfico, y es contratada para una adaptación de un cómic, The Spirit, dirigida por Frank Miller. Interpretó el papel de Plaster of Paris, seguramente por aportar exotismo en una obra que trataba de emular el éxito de Sin City. En todo caso, se trata de un papel meramente secundario.

The Human Contract (Bajo la piel, 2008)

En The Human Contract vuelve a tomar un papel relevante en la trama, pero de nuevo bajo las imposiciones de la industria: interpreta a una joven que seduce a un exitoso hombre de negocios y hace tambalear su matrimonio y su vida profesional, en la ópera prima de Jada Pinkett Smith. Así, Paz Vega parecía seguir condenada a su papel de seductora, esta vez casi con un toque femme fatale, y focalizando en su cabello moreno gran parte de su poder visual.

Not Forgotten (2009)

En el thriller sobrenatural independiente Not Forgotten, de Dror Soref, asume el papel de Amaya Bishop, la nueva esposa de Jack, quien sufre la desaparición de su hija; así, encarna el papel de madrastra, con una cierta oscuridad, ocultando algo tras de sí: de nuevo, la idea de misterio.

The Six Wives of Henry Lefay (2009)

Regresa a la comedia con The Six Wives of Henry Lefay, dirigida por Howard Michael Gould, y donde centra el conflicto del film en el revuelo que arman las seis ex-esposas de Henry Lefay en su funeral: Paz Vega es Veronica, la cuarta de sus esposas.

Cat Run (2011)

Y a la comedia de acción se introduce con Cat Run, donde interpreta a una prostituta que debe ser protegida, después de que su chulo haya sido mutilado. Ella es prostituta de lujo, así que parece que su sensualismo ha ido adquiriendo grados de glamour con el tiempo: veremos cómo evoluciona esta figura en Hollywood, en una carrera no muy interesante pero que, sin duda, revela la asunción que la industria hace de una actriz hispana. Eso sí, se vislumbra un mayor naturalismo en el tratamiento de su cuerpo y su figura: ya no se ensalza su cuerpo femenino con tanta brusquedad.