De Ruben Fleischer a Woody Allen: Emma Stone, ha nacido una estrella

Hubo un tiempo en que Woody Allen se erigía como descubridor de grandes talentos femeninos para la interpretación. Pero en las últimas décadas, la estrategia del admirado (y odiado a partes iguales) director es la de añadir al reparto de sus nuevas y mayoritariamente insustanciales películas a actrices de renombre o que están haciéndose un lugar en Hollywood. Es el caso de Scarlett Johansson o Penélope Cruz, a quienes su participación en películas de Allen ha servido como catapulta hacia el paseo de la fama (aunque ya se estuviesen labrando su camino) pero, sobretodo, han servido a Woody Allen como importante reclamo para sus últimos films.

Una de las actrices relevación de los últimos años es, sin duda, Emma Stone, el nuevo fichaje de Woody para su próxima película, a estrenar en 2014, que se encuentra actualmente en fase de pre-producción y sobre la cual no conocemos aún detalles. Lo que sí les puedo asegurar es que servidora no se perderá el estreno del tándem Allen-Stone, aunque más por volver a ver a Emma Stone en pantalla que por descubrir el nuevo film de mi adorado Allen.

Emma Stone y Ryan Gosling en Crazy, Stupid, Love

Si bien la carrera de Emma Stone ha entrado ya en fase de ascenso acelerado, especialmente después de películas tan comerciales como The amazing Spiderman, para la que también se prepara la secuela, su presencia en el próximo film de Woody Allen es, sin duda, una oportunidad de oro para ofrecernos algo más de su inmejorable faceta cómica pero también para lanzar su carrera en distintas direcciones. Y es que el éxito de esta jovencísima actriz (a finales de este año cumplirá los 25 y lleva ya 10 años en activo) no reside únicamente en un físico atractivo, sino en la calidad de sus interpretaciones sin importar el registro. Emma Stone es una de esas pocas actrices que demuestra que sexy and funny son dos virtudes que pueden ir de la mano.

Su carrera como actriz ha experimentado un rápido pero firme ascenso desde que en 2007 y con tan solo 19 años interpretase a Jules en Superbad, la comedia adolescente protagonizada por Michael Cera y Jonah Hill y dirigida por Greg Mottola. En los siguientes años su presencia en cartelera fue aumentando (aunque algo encasillada en comedias adolescentes insustanciales) en películas como The Rocker (2008), The house bunny (2008) o The Ghosts of Girlfriends Past (2009), hasta llegar a Zombieland (2009), película que se convirtió en un inesperado gran éxito de taquilla.

Emma Stone en Zombieland

Pero el primer papel protagonista para la actriz llegaba en 2010 con Easy A, de nuevo una comedia adolescente pero que se convertía en una película plagada de momentos divertidísimos gracias a la inmejorable interpretación de Emma Stone. En este film la actriz muestra sus puntos fuertes y es que se puede ser divertida...

...y sexy a la vez:

Un año más tarde se estrenaba Crazy, Stupid, Love (2011), probablemente una de las mejores comedias románticas de los últimos años (y no, no digo esto solamente porque el hombre más sexy del planeta A.K.A. Ryan Gosling coprotagonice este film...aunque he de admitir que ayuda...y mucho). En ella Emma Stone interpreta a Hannah, una joven y atractiva licenciada en derecho que, tras comprobar que su novio no tiene intención de pedirle que se case con él, se deja seducir por Ryan Gosling (algo que, sinceramente, no me parece tan complicado). La pareja formada por esta pareja de actores cuyas carreras han alcanzado en los últimos años un imparable éxito, es sencillamente irresistible. La química entre Emma Stone y Ryan Gosling es indiscutible, y verles actuar juntos es un verdadero placer, no sólo porque ambos sean jóvenes y guapos, sino porque su capacidad interpretativa logra eclipsar su atractivo físico.

Emma Stone en The Help

El cambio de registro llegaba con The Help (2011), dirigida por Tate Taylor, en la que Emma interpreta a Skeeter Phelan, una joven que rechaza las convenciones de su época y decide cambiar el matrimonio precoz y su labor de ama de casa por cumplir su sueño de convertirse en escritora. Y mientras lo cumple, contribuirá en la lucha contra el racismo en la Norteamérica de los años 60 (o viceversa). Gracias a este papel en el que no se presenta a Emma Stone como un personaje sexy y simpático, sino como una mujer con carácter dispuesta a luchar por sus principios, pudimos comprobar que Emma Stone es una actriz polifacética, y no sólo eso, que es buena en todo aquello que se propone. Emma Stone y Andrew GarfieldSu ambivalencia le ha llevado a interpretar papeles dispares y a protagonizar en el último año películas tan taquilleras como The amazing Spiderman, de la cual se está rodando la secuela con Andrew Garfield, su pareja también en la vida real. También ha vuelto a trabajar a las órdenes de Ruben Fleischer en Gangster Squad (2013), en la que su interpretación de Grace Faraday junto a Ryan Gosling hace que sus admiradores nos preguntemos por qué no estos dos actores firman un contrato de colaboración de por vida para que podamos seguir viéndoles juntos en pantalla (lo lamento, Andrew Garfield, se que sois una pareja adorable, pero si Emma y Ryan protagonizan un remake de The Notebook, prometo volver a verla e incluso colgar en el póster del beso bajo la lluvia en la pared del salón).

Actualmente Emma Stone se encuentra inmersa en varios proyectos con directores de renombre. Está en proceso de rodaje del film The Amazing Spiderman 2 y Birdman, el nuevo film de Alejandro González Iñarritu, quien regresa a la gran pantalla después de Biutiful con un reparto de lujo, entre el que destacan Edward Norton y la magnífica Naomi Watts. También está confirmada su aparición en el nuevo proyecto de Cameron Crowe así como en Crimson Peak, dirigida por Guillermo del Toro y en la que también estará Julia Chastain. ¿Se puede pedir más?

Emma Stone y Ryan Gosling en Gangster Squad

Yo desde aquí hago un llamamiento a todos los padres del mundo con hijas con el talento de Emily Stone a dejarse convencer cuando sus hijas hagan una presentación en Power ^oint para conseguir trasladarse a Los Ángeles y comenzar su carrera como actriz. En ese momento, y con una presentación titulada Project Hollywood, comenzaba el éxito de Emma Stone, una gran actriz de la que esperamos poder seguir hablando durante muchos muchos años más.