El tamaño sí importa para Will Smith

No dudo que la carrera de Will Smith debe haber permanecido en un cierto letargo por voluntad propia. Si el año pasado se estrenaba, Men in Black III con escasa repercusión, en su agenda actual sólo figuran secuelas de éxitos de antaño, como I, Robot, Hancock o Bad Boys. Sus incursiones en un cine puramente (meló)dramático, como The Pursuit of Happyness o Seven Pounds, quizás no hayan sido tan estimulantes como el que fuera Príncipe de Bel Air hubiera deseado -a pesar de la nominación al Oscar-, quizás por eso se ha vuelto a zambullir en el cine de acción con toques fantástico y rueda ahora mismo Winter's Tale, en la que está dirigido por Akiva Goldsman, siendo su estreno más inmediato el de After earth, de nuevo junto a su hijo, Jaden Smith, y dirigidos ahora por M. Night Shyamalan, un cineasta en horas bajas cuyo último título, The Last Airbender, arrasaba en los premios Razzie. ¿Y aún así se ha permitido rechazar una película de Quentin Tarantino? Pues así ha sido sido, porque en un programa de televisión nos hemos enterado de que Will Smith rechazó Django Unchained.

Will Smith rechazó Django Unchained

Django no era el protagonista, así eran las cosas, y yo necesito ser el protagonista. El otro personaje era el principal.

Por mucho que el oscarizado guión de Tarantino hubiera cambiado desde sus primeras versiones hasta la que fue rodada finalmente, si ya se llamaba Django Unchained, queda claro en torno a qué personaje giraba el argumento de la película. Que Tarantino quería a Will Smith ya lo sabíamos, lo que faltaba era conocer los motivos del señor Smith para rechazar el papel. Y es que, según argumenta, el personaje que finalmente interpretó Christoph Waltz, que termina fulminando al villano de la película, interpretado por Leonardo Di Caprio -a quien no debió importarle no ser el protagonista-, era el verdadero protagonista de Django Unchained, precisamente por ese hecho. ¿Y a mi que el auténtico villano me pareció el personaje interpretado por Samuel L. Jackson? Al fin y al cabo, ese cacique que interpreta DiCaprio no actúa más que acorde a su naturaleza, pero el otro sí se comporta de manera vil y completamente deplorable. Al menos un servidor disfrutó todavía más con la muerte del negro que con la del blanco.

Pues que se lo digan a los miembros de la Academia de Hollywood, que si bien le dieron el Oscar a Christoph Waltz por su interpretación, no estaba nominado como actor protagonista, sino como secundario. ¿Hubiera conseguido el protagonista de Independence Day la misma repercusión de haber interpretado él mismo ese personaje? No hubiera sido la primera vez que le nominan, ya lo estuvo cuando Michael Mann le dirigió en Ali y por la primera de las películas que hizo para Gabriele Muccino, pero dudo mucho que hubiera conseguido transmitir lo mismo que el actor alemán. Por otro lado, dudo que hubiera conseguido una interpretación mejor que la de Jamie Foxx. No me imagino a Will Smith enfundado en el trajecito azul. No porque le quedase mal, sino porque carece de sentido del humor. El caso es que, no es el primer papel rechazado por Will Smith que acaba siendo un gran éxito de crítica y público, porque él fuera en un principio el actor favorito de los hermanos Wachowski para interpretar a Neo en The Matrix. Como te lo cuento. Will Smith le quita hierro al asunto asegurando que Django Unchained le pareció una película brillante, pero que simplemente "no era para mi". Seguro que Jamie Foxx está encantado de que no haber hecho un papel protagonista. Seguro.