Zero Charisma: la película más freak y rolera

Recuerdo que a principios del siglo XXI, cuando yo aún estaba en el instituto, se puso de moda criticar a los juegos de rol: eran los culpables de la violencia entre los chavales, provocaban tiroteos en Estados Unidos, te dejaban el cerebro seco y ya no sabías diferenciar la realidad de la ficción... Muchas tonterías y chiclés al fin y al cabo. Hoy en día, la moda de asimilar el rol con algo peligroso ha acabado, pero, en muchos casos, los juegos de mesa y de rol playing pueden convertirse en una lacra social para algunos individuos con pocas dotes sociales. De ahí viene el título de esta película: Zero Charisma o, en "palabras roleras", una mala tirada en los atributos de carisma. Esto es lo que le ocurre al personaje principal de esta historia, Scott, un gamemaster algo fracasado que protagoniza la película más freak que se ha presentado en el festival South by Southwest (SXSW). Os presentamos el tráiler y el póster de Zero Charisma.

zero charisma

La película ha sido dirigida por Katie Graham y Andrew Matthews, dos editores veteranos que debutan como cineastas con una película geek que cuenta la historia de Scott Weidemeyer (Sam Eidson), un freak treintañero poco agraciado, con una vida social nula, sin ningún contacto con mujeres de su edad, que trabaja en una tienda de donuts y cuida de su abuela enferma; su única vía de escape son las partidas de rol de los martes, donde él manda y controla un gigantesco mundo de fantasía épica. Todo marcha rutinariamente hasta que uno de los jugadores deja la partida y encuentran un sustituto: Miles (Garrett Graham), el clásico hypster gafapasta que solo se suma al juego por aparentar, que termina siendo el gran antagonista y rival de Scott.

Graham y Matthews idearon este proyecto en 2011, cuando empezaron a planear una película sobre un master del juego Dungeons & Dragons, que se veía superado por un hypster cualquiera. La película consiguió la financiación gracias al crowfunding en la web IndieGoGo. Un año después este es el resultado.

En el tráiler comprobamos que Scott es un clásico anti-héroe: detrás de su apariencia tosca y su gigantesco ego, se esconde un personaje más sensible y complejo de lo que puede parecer. Porque esta película, tras el tono de comedia evidente, intenta escarbar con mayor dramatismo en los acontecimientos. Otro de los motivos por el cual ha recibido unas excelentes críticas en el SXSW Festival es que desarrolla una propuesta innovadora, indagando en un subcultura bastante ignorada como es el mundo del rol. En este aspecto, ya la han comparado con High Fidelity, otra comedia también centrada en una temática bastante geek, o incluso con la serie de televisión Freaks and Geeks. Críticas como esta en Badass Digest, resaltan la importancia de plasmar bien al personaje friki, y no como ocurre en versiones estereotipas y poco profundas como los personajes de The Big Bang Theory:

Los nerds pueden haber heredado la Tierra, pero siguen siendo sorprendentemente poco representados en los medios de comunicación (...) Sólo Freaks and Geeks ha capturado realmente la dicotomía de un nerd - el orgullo y la vergüenza, la diversión y la tristeza, la camaradería y la soledad. Hay una belleza y una tragedia de ser un nerd.

Por estos motivos, han catalogado a Zero Charisma como "la mejor película de frikis de la historia". No puedo corroborar esta afirmación hasta que no la vea, pero si han jugado bien la partida, seguro que ofrece momentos divertidos y alguna que otra reflexión vital.