White House Down: Emmerich destruye (de nuevo) la Casa Blanca

Roland Emmerich continúa con una filmografía fundada en el espectáculo y en los efectos especiales, como nos ha demostrado en repetidas ocasiones en Independence Day, Godzilla, The Day After Tomorrow (El día de mañana) o en 2012. De hecho, todos estos films comparten en común un aire apocalíptico, de destrucción y fin del mundo, y por ello, es constante la presencia del poder en sus films, de las fuerzas armadas o, en gran medida, del presidente de EEUU. Y ahora presenta White House Down (Asalto a la Casablanca), donde esta atmósfera de destrucción se condensa en un sólo espacio, la Casa Blanca, el escenario del poder, de modo que contiene todos los ingredientes que caracterizan parte de su filmografía. Y ahora nos llega el primer tráiler de White House Down:

White House Down sigue los pasos de un agente secreto que es enviado a la Casa Blanca después de que haya sido tomada por un grupo paramilitar. Su objetivo es claro: salvar la vida del Presidente de los EEUU. De este modo, Roland Emmerich vuelve a partir de un sencillo argumento con el que quiere dejarnos claros de nuevo la inseguridad del ciudadano, incluso del de EEUU, pese a ser el país con mayores posibilidades de defensa; y, curiosamente, siempre es una amenaza externa lo que aborda, pocas veces lo vemos tratando la violencia interna que genera la propia sociedad; en este caso, una banda paramilitar. El agente secreto es interpretado por Channing Tatum, que hace poco protagonizó Magic Mike y actúa en Side Effects, y Maggie Gyllenhaal como su compañera. En el reparto también están Jamie Foxx, James Woods, Joey King, James Woods y Richard Jenkins.

Lo curioso es que, en esta ocasión, ha recurrido a un actor negro para interpretar al presidente de EEUU, Jamie Foxx, tratando de hacer así un gesto de modernidad en su filmografía y acoger en su seno la figura de Obama. Y más curioso si pensamos que Jamie Foxx acaba de interpretar a un esclavo que se fuga en Django Unchained, por lo que podría formar un peculiar díptico con este film, mostrando así el antes y del después de la lucha racial. Así, Emmerich evoluciona desde los presidentes más clásicos, como el interpretado por Bill Pullman en Independence Day.

El tráiler de White House Down comienza con imágenes televisivas de la destrucción de edificios oficiales, que recuerdan inevitablemente a las imágenes del 11-S y con cuyo recuerdo parece que Emmerich ha querido jugar, despertando así los temores más íntimos del estadounidense. Y es que, si algo sabe hacer Emmerich, es utilizar los fantasmás más anclados en el subconsciente de la población, pues si revisamos su filmografía, encontramos casi una profecía del 11-S con sus films de catástrofes. Aquí destruye los símbolos míticos de EEUU, mostrando así un país descabezado, sin el falo, sin el poder: así, el film funciona como una alerta de lo que no "debería" ocurrir. El estreno está previsto para el 28 de junio en EEUU, mientras que a Argentina llegará el 5 de septiembre y a España llegará el 6 del mismo mes. Os dejo con el cartel:

white house down