Tráiler de To the wonder: la movilidad de cámara que no cesa

Apenas falta un mes para el estreno de To the wonder, la última obra de Terrence Malick, que tiene previsto su estreno el 12 de abril tanto en EEUU como en España, y se multiplican las ocasiones de sumergirse, a modo de preludio, en las hipnóticas imágenes que parecen configurar el film. Así, si en diciembre pudimos disfrutar del primer tráiler de To the wonder, y recientemente fue publicado el primer clip y un making of, que permitía hacernos a la idea del sistema de rodaje que lleva a cabo Malick y de las relaciones con sus actores, acaba de ser publicado un nuevo tráiler de To the Wonder, que añade algunas imágenes adicionales a las ya disponibles:

El protagonista de To the wonder es Neil, encarnado por un Ben Affleck que terminó por distanciarse de Terrence Malick, pues según el actor, Malick prefiere enfocar la cámara a la naturaleza que a los actores, y su personaje ha quedado reducido en la mesa de montaje a apenas unas líneas, unas breves apariciones. Neil es un escritor fracasado atrapado en un matrimonio sin amor, ya rutinario, con Marina, interpretada por Olga Kurylenko, la única actriz que se desplazó a Venecia para defender el film ante la prensa. Pese a los consejos del padre Quintana (Javier Bardem), que trata de salvar la unión matrimonial, Neil se ve abocado al adulterio, y decide iniciar un romance con una novia del pasado (Rachel McAdams), mientras la hija del matrimonio comienza a experimentar y a sufrir la tensión existente entre sus padres.

Así, Malick nos presenta un triángulo amoroso, pero con un cuarto personaje emblema, el párroco, lo que ya da cuentas de la espiritualidad que desea imprimir en sus imágenes. Y el tráiler de To the wonder muestra ese lenguaje poético que surca toda su filmografía y que consolida en Tree of Life, y que ya parece ser su seña de identidad, su medio capaz de apresar los conflictos e ideas trascendentes que desea sellar en el cine. En el tráiler de To the wonder volvemos a ver esa steadycam omnipresente, que se encarga de crear una movilidad constante en las imágenes, pues todo plano es un movimiento que tiende a lo trascendente, aunque ante la inevitable experiencia matérica del ser humano quiebra ese impulso siempre. Así, la steadicam recoge esa búsqueda de los personajes en la realidad, una búsqueda que ven frustrada y que implica una sucesión de movimientos, de tendencias: todo es movimiento aéreo en Malick, continuado, que no cesa, pues el estatismo implicaría la apatía del personaje.

To the wonder

En el tráiler de To the Wonder se repiten los grandes angulares, que permiten recoger un espacio inmenso, inconmensurable, en el encuadre, que desborda a los personajes. Y es que la naturaleza continúa como funcionando como un personaje más, que determina con su azar la vida del ser humano, pero que también es el medio de acceso a la trascendencia: por ello, está siempre no ya como telón de fondo, sino como protagonista. La cámara de Malick realiza sus excursiones a la naturaleza, desprendiéndose de los actores, como planos autónomos que generan pensamientos: una cámara que huye de la narración para significar más allá del relato.

Y detrás de todo este sistema formal, está el director de fotografía Emmanuel Lubezki, con quien ya contó New World y en The Tree of Life, nominado al Oscar en ambas ocasiones. En To the wonder repite colaboración con Malick, y debe ser considerado, sin duda, uno de los artífices de la hipnótica experiencia que supone visionar The Tree of Life o cualquier obra reciente de este director, pues el agudo manejo de la steadycam, el gran angular, la iluminación portentosa que muestra el tráiler de To the wonder y el excelente uso de los colores emanan de su talento en gran medida. Él nos guiará en to the wonder, pero también en el resto de obras de la filmografía de Terrence Malick que se encuentran en proceso de producción, como Knight of Cups o un proyecto todavía sin título, que se desarrolla en la escena musical de Austin.