Javier Botet: el hombre detrás de los monstruos ibéricos

Es posible que si menciono a Andy Serkis, la mayoría no podáis ponerle cara, pero seguro que sí ojos. Él es el actor detrás de personajes como Gollum en la trilogía de The Lord of the Rings, Caesar en Rise of the Planet of the Apes o el capitán Haddok de The Adventures of Tintin: the Secret of the Unicorn. Sin embargo, si os hablo de Javier Botet, lo más probable es que ninguno sepáis de quién estoy hablando. Y eso a pesar de estar vinculado a éxitos recientes del cine español de la mano de directores como Jaume Balagueró y Paco Plaza o Álex de la Iglesia. Seguro que estás deseando saber quién es Javier Botet.

Javier Botet

Con grandes inquietudes artísticas y olfato para sacar partido a un físico, cuanto menos, extravagante, Javier Botet acudía hace poco menos de una década a la llamada de un anuncio publicitario para un curso de maquillaje protésico. A partir de ahí el cine fantástico y de terror encontraría un ecléctico actor dispuesto a hacer tanto de hombre como de mujer, que además desarrollaría su actividad cinematográfica tanto delante como detrás de la cámara. Después de dirigir y actuar en varios cortometrajes, es uno de los directores que forman parte de ese proyecto colectivo liderado por Javier Fesser, Al final todos mueren. Pero si echamos un vistazo a algunos de sus trabajos cinematográficos, te darás cuenta de que le has visto en el cine más veces de las que pensabas. Seguro que la próxima vez que escuches su nombre, ya sabrás de quien te están hablando.

Humanide bajo aguas tranquilas

Seguro que muchos no son conscientes de que el que fuera uno de los más prolíficos directores de cine fantástico y gore, Brian Yuzna, hace tiempo que está estrechamente vinculado con el cine español. Productor de un título mítico como Re-Animator, y director de otros no menos inquietantes (y en ocasiones cómicos) como Society, Bride of Re-Animator, Return of the Living Dead III, The Dentist o Faust: Love of the Damned, una de sus últimas películas, Beneath Still Waters, servía para el debut como actor de Javier Botet. Quizás no puedas reconocerle debajo del maquillaje, pero te podrás intuirle por las dimensiones de su personaje.

Niña con virus grabada en vídeo

En principio iba a interpretar a un cura en [Rec], la película que sirvió de espaldarazo internacional definitivo a Paco Plaza y Jaume Balagueró. Su personaje había estado investigando los efectos del virus en la niña Medeiros pero, tras un inesperado cambio de guión, el cura desapareció y con unas braguitas y unas prótesis mamarias, pasó a ponerse en la piel de la mismísima niña Medeiros. Al parecer disfrutó mucho con la experiencia, a pesar de lesionarse un dedo. Si posteriormente participaría en la primera secuela de la película [Rec]2, casi se cuela en su versión estadounidense. Problemas de fechas y visados, impidieron que fuera posible.

Hombre gracioso oculto en las sombras

Dirigida por Carlos Vermut, la que ya es considerada película de culto más reciente del cine español, Diamond Flash, también contaba con la presencia de Javier Bonet. Un personaje con menos maquillaje, pero camuflado entre sombras y vestuario, aunque ya con frases.

Madre fantasma que quiere a su bebé

Dirigido por Andrés Muschietti y al lado de Jessica Chastain y Nikolaj Coster-Waldau, el actor manchego se colaba en esta producción española que ha triunfaba primero en la taquilla estadounidense para repetir su proeza en la española: Mama. Aquí interpreta a un fantasma que no está dispuesto a perder sus vínculos familiares después de haber fallecido en extrañas circunstancias.

Las brujas de Zugarramurdi (2013, Álex de la Iglesia)

Un cineasta tan peculiar como Álex de la Iglesia, no podría desaprovechar un físico tan particular. De hecho su colaboración viene desde Balada triste de trompeta y La chispa de la vida y se remonta hasta su serie de televisión, Plutón B.R.B. Nero. Aunque seguro que encajará a la perfección con su próximo estreno: Las brujas de Zugarramurdi.