Habemus papam: un cónclave cinematográfico

Annuntio vobis gaudium magnum; ¡Habemus Papam! Tras dos días de cónclave, ayer, a las 20 horas vaticanas, hubo fumata bianca en la Capilla Sixtina cuando dos tercios de los cardenales reunidos votaron al argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo sumo pontífice. Aprovechando este hecho histórico, es un buen momento para repasar películas sobre la figura del Papa, un estamento religioso que nunca ha pasado inadvertido en el mundo del cine. Vamos a ver algunos filmes que retrataron la vida y las inquietudes de algunos de los predecesores de Francisco I.

sandalias del pescador

The Shoes of the Fisherman, de Michael Anderson

The Shoes of the Fisherman, o Las sandalias del pescador en español, es una película dirigida por el británico Michael Anderson, un director que brilló adaptando novelas como 1984 o La vuelta al mundo en 80 días, filme que le catapultó a la fama. The Shoes of the Fisherman está basado en un libro de Morris West y el protagonista es un actorazo como Anthony Quinn, que interpreta a un sacerdote ucraniano que pasa veinte años haciendo trabajos forzados en Siberia, pero una vez liberado es enviado a Roma donde el Papa Pío XIII le nombra Cardenal. Quinn terminará convirtiéndose en el Papa Cirilo I y tendrá un papel clave para evitar un recrudecimiento del conflicto de la Guerra Fría entre la URSS y EE.UU. Muy recomendable si queréis ver cómo funciona un cónclave en el Vaticano.

Habemus Papam, de Nanni Moretti

También hay espacio para las comedias en este género pseudo-religioso. El director italiano Nanni Moretti se plantea una situación original y bastante entendible: ¿acaso el Papa no puede sufrir estrés por su trabajo? Hay quien ya lo ha comparado con el caso de Benedicto XVI, el primer Papa en renunciar a su cargo desde el 1.400. En Habemus Papam nos muestran a un pontéfice abrumado por el cargo, que termina necesitando un psicólogo (encarnado por el propio Moretti) y hasta se escapa de los muros vaticanos sin avisar al resto de cardenales. Un retrato diferente y cómico de uno de los puestos con más responsabilidad del mundo.

La mujer Papa (Die Päpstin), de Sönke Wortmann

Película coproducida por varios países europeos que narra un momento oscuro de la historia de la Iglesia Católica, que ha llegado a nuestra época convertido en leyenda y que llegó a creerse entre la propia curia romana. Se dice que una joven mujer alemana se hizo pasar por hombre y llegó a ser proclamada Papa en el siglo IX. Su pontificado se suele situar alrededor de 1.800 y, según la historia, la Papisa fue descubierta cuando quedó embarazada.

Pope Joan, de Michael Anderson

El británico Michael Anderson le cogió el gustillo a retratar vidas de Papas; solo cuatro años después de dirigir The Shoes of the Fisherman, se interesó por la historia de la mujer Papa. La película recrea la misma historia que el filme de Sönke Wortmann, pero con Liv Ullmann en el papel protagonista. Como muchas otras películas de Anderson, está basado en una novela, en este caso, en la de Donna Woolfolk Cross. Aquí os dejo el delirante momento del embarazo de la Papisa.

The Agony and the Ecstasy, de Carol Reed

El director de la aclamada The Third Man también tuvo un pequeño escarceo papal, aunque menos intenso que otros directores. The Agony and the Ecstasy está ambientada en el Renacimiento, y Carol Reed recrea la historia de como el Papa Julio II (Rex Harrison) encargó al pintor Miguel Ángel (Charlton Heston) los frescos de la Capilla Sixtina. La película retrata con mucho acierto la tortuosa relación entre el Papa y el artista y sus dificultades para llegar a un acuerdo a la hora de decorar la estancias más famosas del Vaticano, que aún siguen siendo el lugar donde se reúnen para los cardenales en los cónclaves.

The Conclave, de Christoph Schrewe

Coproducción canadiense-alemana que narra la historia del Cardenal Borgia y del cónclave de 1458, tras la muerte de Calixto III. La película deja ver los entresijos de un cónclave en pleno siglo XV, lleno de rivalidades, sospechas y luchas por alcanzar el poder.

Juan XXIII: El Papa de la paz, de Giorgio Capitani

TV movie producida más que decentemente que cuenta como el Cardenal Angelo Roncalli se convirtió en uno de los Papas más aperturistas tras la muerte de Pio XII. En esta misma línea, aunque la película tiene bastante peor pinta, encontramos The Pope John Paul II, un biopic sobre la vida de Karol Wojtyla interpretado por Jon Voight.

The Godfather Part III, de Francis Coppola

La saga de películas más aclamada de la historia también tiene un pequeño cameo papal. En la tercera parte de El Padrino se analiza la oscura relación entre la familia Corleone y la Iglesia de Roma tras la muerte del Juan Pablo I.

En esta línea que mezcla mafia e iglesia, os dejo con una extraña película británica titulada The Pope Must Die, que fue dirigida por Peter Richardson en 1991: la historia de un cónclave manipulado que termina eligiendo como Papa a un tipo poco cualificado. Una verdadera frikada.