Comienza el primer ciclo de cine de terror en 400 Films

Por mucho que le pese a Enrique González Macho, presidente de la academia de cine español, el cine en la red prolifera cada vez más. Si hace poco nacía por parte del ministerio de cultura un portal como Me siento de cine, en el que se aglutinaban las diferentes plataformas legales para acceder al cine en la red, también proliferan los festivales online, como Márgenes, o iniciativas como la de 400 Films, que coincidiendo con la Semana Santa, nos proponen su primer ciclo de cine de terror. No estoy seguro de que haya intención de aludir al carácter terrorífico (y sangriento) de las tradiciones vinculadas a esta misma época del año, pero lo cierto es que zombis y resurrección me parece un binomio de lo más adecuado.

Primer ciclo de cine de terror 400 Films

Desde hoy mismo, 18 de marzo, y hasta el día 31, puedes adquirir, por la simbólica cifra de 9,66€, este ciclo de cine de terror, que consta de 16 películas que podrás ver en un período de 20 días a partir del momento en que adquieras tu abono. Siguiendo la premisa de 400 Films, orientada única y exclusivamente al cine de autor, nos proponen un ciclo compuesto por propuestas de índole y nacionalidad muy variada, que engloba desde el cine mudo hasta títulos más recientes. Excentricidades de cineastas como Werner Herzog o Ingmar Bergman conviven con cineastas clásicos del género como George A. Romero o John Carpenter, así como recientes incorporaciones recientes como las de Vincenzo Natali, Alexandre Aja o Frank Darabont. La única pega es que sólo se pueden disfrutar en España, dado que no disponen de los derechos de exhibición para Latinoamérica, un pequeño inconveniente que ya están tratando de solventar.

Dr. Jekyll and Mr. Hyde (1920, John S. Robertson)

Una delicada mirada no solo a otra época, sino a la propia maldad intrínseca del ser humano. Un análisis de la sociedad de su tiempo que, desgraciadamente, sigue siendo aplicable al nuestro. Y además, toda una lección de cine en unos años en los que todavía daba sus primeros y tímidos pasos. Una película imprescindible para cualquier amante del género.

Dr. Jekyll and Mr. Hyde está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

The Hunchback of Notre Dame (1923, Wallace Worsley)

Una joya de la literatura que brilla con luz propia en celuloide. Protagonizada por Lon Chaney, resulta un prólogo firmado en letras de oro de lo que posteriormente sería entendido como el género del terror. Un ser humano desgraciado con atributos monstruosos, que ponen de manifiesto lo mejor y lo peor de una sociedad de la que parece no hayamos aprendido nada.

The Hunchback of Notre Dame está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

Vargtimmen (La hora del lobo, 1967, Ingmar Bergman)

Un sueño introspectivo acerca de las pasiones y debilidades. Un filme donde perderse en la onírica visión de un selecto y clandestino círculo de amistades. El maestro Ingmar Bergman confecciona un descenso a los infiernos. Un viaje al lado oscuro del hombre.

Night of the Living Dead (1968, George A. Romero)

Clásico indispensable del terror y aladid de un subgénero del cual su director, George A. Romero, pasaría a ser su máximo exponente incluso en la actualidad. Atrapados en una casa, un grupo de personas atrincheradas lucharán por la supervivencia, contra ellos mismos y su propia estabilidad mental, en un mundo en el que los muertos regresan de sus tumbas y la esperanza desaparece tan rápido como la vida.

Night of the Living Dead está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

Nosferatu: Phantom der nacht (1979, Werner Herzog)

El cineasta alemán Werner Herzog recurría a la iconografía creada por Friedrich Wilhelm Murnau para volver a contarnos la obra de Bram Stoker desde un punto de vista mucho más naturalista. ¿No parece que realmente que Klaus Kinski hubiera nacido precisamente para este personaje?

Cube (1997, Vincenzo Natali)

A finales de la década de los noventa, las carteleras se veían saturadas por slashers adolescentes donde un psicópata armado con un arma blanca causaba estragos en sus corazones y sus estómagos. En medio de este festín de vísceras hormonadas, el canadiense Vincenzo Natali tuvo el valor de filmar Cube, una cinta que puso patas arriba los patrones establecidos, generando un entorno agobiante y opresivo, donde la figura del asesino desaparece y los sentimientos más crueles afloran precisamente dentro de los protagonistas movidos por un único afán: la supervivencia.

Cube está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

Kairo (Pulse, 2001, Kiyoshi Kurosawa)

El miedo, el horror. Tantas y tantas posibilidades. Lejos quedan los sustos baratos, los esperados, esa música estridente y ensordecedora justo en el momento que te van a pegar el susto de tu vida. Se nos olvidan cuáles son los miedos más primarios: la muerte y la soledad.

Haute tension (Alta tensión, 2003, Alexandre Aja)

Uno de los títulos de terror más importantes del cine francés de los últimos años, y uno de los detonadores de la nueva forma de entender el género en la primera década del siglo XXI. Sin más elementos que un caserón en medio de la campiña y un sangriento psicópata, se nos despliega todo un abanico de brillantes recursos narrativos, dirección artística y buen hacer, y por supuesto, angustia y escalofríos. Una carrera frenética por la supervivencia donde la sangre viaja más rápido que la electricidad.

Alta tensión está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

Rothenburg (El canibal de Rotemburgo, 2006, Martin Weisz)

A veces el mayor horror que se pueda experimentar sucede en la vida real. Y hay veces en que estas realidades se recrean para disfrute de algunos y horror, nunca mejor dicho, de los demás. Cuando dos personas se citan para cometer un asesinato, una mutilación y un acto de canibalismo consentido por ambos, es evidente que querremos entrar en esas vidas. Saber cómo surgió todo, qué lenguaje utilizaron, cómo se dijeron cosas tan delicadas y si realmente todo fue consentido. Es sólo una recreación, pero te hiela la sangre. La película se prohibió en Alemania, quizás por ser tan ambigua y seca como ocurrió en la vida real. Quizás porque las dos actuaciones se te clavan como puñales o tal vez porque el canibalismo tenga algo de atractivo ¿Quieres probar?

The Mist (2001, Frank Darabont)

Basada en una novela de Stephen King y dirigida por Frank Darabont, sólo cabe esperar un genialidad. Una película sencilla, discreta, donde todo transcurre bajo una agobiante y densa niebla en la que habitan las más horribles criaturas. Un grupo de supervivientes se verán obligados no sólo a hacer frente a los monstruos que pueblan ese nuevo exterior, sino a sus propio demonios internos. Un retrato del género humano que nos cuenta hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar para salvar nuestras vidas.

The Mist Frank Darabont

Lat den rätte komma in (Déjame entrar, 2008, Tomas Alfredson)

En el muno del vampiro siempre hay lugar para el amor. Un amor a la vez profano e inocente. Déjame entrar es un vuelta de tuerca a la mitología vampírica, pero llevado al terreno del intimísimo y del cine de autor.

Lat den rätte komma in está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

Cabin Fever 2: Spring Fever (2009, Ti West)

Tras el original pistoletazo de salida dado por Eli Roth con Cabin Fever y su vuelta de tuerca al género, Ti West, uno de los jóvenes directores más prometedores del terror contemporáneo, nos trae esta segunda parte. Un sangriento festival donde se reúnen todos los clichés de la sociedad estadounidense adolescente, y se les somete a una orgía de sangre y horror como pocas se hayan visto. Un desfile ágil, gamberro y desenfadado que esconde mucha más intención de la que perece, y se centra en la disección, literal y figurada, de todo modelo social.

The New Daughter (2009, Luiso Berdejo)

Flamante opera prima de Luiso Berdejo, The New Daughter es un relato de tintes neogóticos que funciona tanto a nivel realista como fantástico. El drama de una adolescente que debe superar la pérdida de su madre y la adaptación a su nuevo entorno rural, donde le ha arrastrado un padre incapaz de asimilar las alteraciones emocionales propias de su edad. Si a esto añadimos un extraño montículo poblado por unos ancestrales habitantes hacia los que se siente inexplicablemente atraída, acabaremos inmersos en un thriller psicológico de dimensiones metafóricas.

The New Daugher está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

La luz de Mafasca (2010, Zacarías de la Rosa)

Contar lo que entraña un misterio es lo que propone Zacarías de la Rosa. Dar rienda suelta a los mitos y las leyendas urbanas que se cuentan de generación en generación, paisajes naturales de ensuño que no están exentos de esas sensaciones paralelas, de ese sentir que no estamos solos y que hay algo en el aire, en la luz, en la naturaleza, que nos protege o, quizás, que nos vigila. Nuestro cometido es aceptarlo, comprenderlo, pero también, aprender a vivir con ello.

The Host (2010, Bong Joon-ho)

Recopilando elementos de la cultura popular coreana, The Host contruye una de las mejores películas de criaturas monstruosas que podamos recordar. Todo un despliegue de convencionalismos hilados y narrados de manera magistral que logra elevar el género un paso más allá. Una cinta ya de culto desde el momento mismo de su concepción. Una apuesta arriesgada y sorprendente que pondrá patas arriba todos tus esquemas y de la que ya destacamos una de nuestras secuencias favoritas.

The Host está en el primer ciclo de cine de terror de 400 Films

The Ward (2012, John Carpenter)

Con una carrera no exenta de altibajos, Jon Carpenter merece ser considerado como uno de los grandes autores del terror en las últimas décadas. En su incansable carrera por hacer lo que más le gusta, Asustar, no trae The Ward, una película que combina el slasher tradicional con las historias de fantasmas. Una muestra de que aunque pasen los años, Carpenter sabe cómo seguir poniéndonos la piel de gallina.

The Ward en el primer ciclo de cine de terror 400 Films