¿Qué podemos esperar de Los amantes pasajeros?

El próximo viernes 8 de marzo se estrena en España Los amantes pasajeros, la última película de Pedro Almodóvar, el director español que siempre da más de que hablar fuera de nuestras fronteras. Después de expandir sus horizontes como cineasta con La piel que habito, un thriller psicológico con dosis de cine negro y reminiscencias de películas del expresionismo alemán, el manchego parece decidido a volver a sus orígenes. Aunque en cualquiera de sus dramas podemos presenciar momentos cómicos y que por puro surrealismo nos invitan a sonreír, la última vez que Almodóvar hizo una comedia al uso fue en 1993, cuando estrenó Kika. Con este largometraje cerró un ciclo de humor exagerado y muy rupturista con la sociedad española que heredó el país después de la dictadura, películas como Mujeres al borde de un ataque de nervios o ¿Qué he hecho yo para merecer esto!, que le convirtieron en un icono cultural en los años 80.

Hoy mismo, a través de el diario El País, hemos podido ver los carteles definitivos de Los amantes pasajeros. A finales de enero también pudimos echar un ojo al primer tráiler de la película. Unas herramientas que nos permiten hacernos una idea del estilo que el director ha querido imprimir a este film, por eso nos preguntamos: ¿qué podemos esperar de Los amantes pasajeros?

El primer póster ha sido creado por el artista gráfico Jean Paul Goude, quien se ocupó anteriormente de la sesión de fotos de los actores. El segundo, que podéis ver al final del artículo, ha sido dibujado por el diseñador español Javier Mariscal: una vuelta a la estética pop que han tenido la inmensa mayoría de los carteles promocionales de las películas de Almodóvar. Una vez más, recurre a la técnica artística del collage, ensamblando diferentes elementos coloridos para crear un todo. Pura posmodernidad.

Los amantes pasajeros narra la historia de un avión que vuela rumbo a México D.F y que sufre una serie de problemas que provocan un ataque de pánico entre la variopinta tripulación y los pasajeros. Todos juntos comienzan una terapia de control para alejar de su cabeza los pensamientos sobre la muerte. Un cóctel desarrollado, según palabras de la propia distribuidora, en "tono de comedia desaforada y moral". La aventura promete, y mucho más si pensamos en el kilométrico elenco de actores que ha reunido el director manchego: Antonio de la Torre, Hugo Silva, Miguel Ángel Silvestre, Laya Martí, Javier Cámara, Carlos Areces, Raúl Arévalo, José M. Yazpik, Guillermo Toledo, José Luis Torrijo, Lola Dueñas, Cecilia Roth y Blanca Suárez. También cuenta con la participación de Antonio Banderas, Penélope Cruz, Paz Vega, Carmen Machi, Pepa Charro y Susi Sánchez.

Una de las primeras conclusiones que se pueden sacar, simplemente con ver el tráiler, es que es una vuelta a los orígenes, pero con ciertas diferencias. Cualquier seguidor de Pedro Almodóvar se habrá dado cuenta de que el cineasta ha ido refinando su estilo y su humor con el paso de los años. En parte, ha influido la madurez y la evolución de su cine hacia cotas más serias, pero también hay que tener en cuenta que sus películas no pueden ser recibidas de la misma manera por el público de los años 80 y el del 2013. Almodóvar conmocionó a la sociedad española con un cine rupturista, ejemplificado por Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón o Mujeres al borde de un ataque de nervios, películas que reformulaban el papel de la mujer y con una atmósfera excesiva, recargada y totalmente original. Esa frescura y ese tono algo macarra, puede que sean irrecuperables, por eso da la sensación de que Los amantes pasajeros va a ser un filme muy divertido, pero no una transgresión surrealista que vaya a escandalizar a nadie; a pesar de algunas escenas como en la que aparece Lola Dueñas bastante desasosegada. Atentos a la explicación del director.

En ese momento está mirando una linterna que hay incrustada en la zona de los azafatos, y considera si refugiarse en el lavabo y metérsela en el coño

Otro elemento clásico del cine del manchego es la intertextualidad, un componente presente en toda su filmografía. Es decir, referencias constantes a otros textos de variada procedencia, pero especialmente de la televisión. El propio Almodóvar reconoció la inspiración televisiva de su trabajo, pero es evidente que es algo buscado: empezando por la estética ochentera de los personajes, el decorado del avión y las propias letras que aparecen en los títulos de crédito. Tampoco es baladí la elección de la canción I´m so excited de The Pointer Sisters, una tema de los años 80 de ambiente discotequero y que ha aparecido en un gran número de películas. Otra referencia más la encontramos en el nombre del avión Chavela Blanca: un claro homenaje a la cantante, recientemente fallecida, Chavela Vargas.

A pesar de que su cine primigenio era más excesivo, en Los amantes pasajeros volverán a escena las situaciones surrealistas. ¿Quién no recuerda el mambo taxi en el que se subía Carmen Maura
o mil y una situaciones disparatadas que ocurrían en sus historias? En esta película vuelve a ese estilo de falsa realidad, con decorados recargados y en ocasiones poco verídicos. También ayuda la elección de los colores, generalmente primarios, chillones y con mucho contraste. Desde luego, el numerito musical que montan Cámara, Arévalo y Areces yo aún no lo he visto en ninguna compañía aérea...ni siquiera en las low-cost. En la misma línea va el estilo interpretativo de sus personajes, dejando atrás una época más ligada al drama, podemos ver que las actuaciones vuelven a ser más teatrales en que anteriores trabajos.

Los conflictos con la sexualidad vuelven a estar a la orden del día, algo normal si tenemos en cuenta que esta temática es la columna vertebral de toda su filmografía. Almodóvar está obsesionado con reinterpretar la sexualidad y los esquemas socialmente establecidos -Todo sobre mi madre podría ser la obra cumbre en este aspecto-, de ahí la elección de un trío de azafatos con "mucha pluma", en palabras del propio director. Adiós a los estereotipos de sexy-mujer-azafata, en su cine tienen cabida muchas más formas que las habituales. Almodóvar, después de más de 30 años de carrera, sigue atentando contra las barreras que separan a los géneros y los tabúes alrededor de la homosexualidad.

Otro tema recurrente que vuelve en su nueva película son las supersticiones, una tradición típica de la España cañí más profunda. En un tráiler de poco más de un minuto podemos ver a una mujer vidente, otra obsesiva que cree que la persigue el CNI y a Carlos Areces rezando en un pequeño santuario con una virgen en un reservado del avión.

Los amantes pasajeros es una obra coral. Almodóvar disfruta sacando una multitud de personajes en sus comedias, pero a pesar de que en muchos momentos hay un protagonismo compartido, la mayoría de las veces hay una protagonista claramente definida. En este caso, parece que el peso dramático y cómico de la acción va a recaer en todos los personajes. Eso sí, igual que hizo anteriormente con otras actrices como Carmen Maura, Verónica Forqué, Marisa Paredes, Victoria Abril o la propia Penélope Cruz, la última en convertirse en una 'Chica Almodóvar' ha sido Laya Martí, e incluso Lola Dueñas, que repite tras haber participado en Volver y Los abrazos rotos. De esta última ha dicho el propio director que va a ser toda una "revelación".

Hasta el 8 de marzo en España y el 28 de junio en Estados Unidos no podremos confirmar todas estas sospechas, pero todo apunta que Los amantes pasajeros será una comedia de altos vuelos. El único miedo es que Almodóvar haya perdido la picardía y la frescura que caracterizó a su cine de juventud. ¿Qué esperáis vosotros de la última producción de Almodóvar?