Premios Goya 2013: los mejores directores del año

Las nominaciones de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España de este año han querido destacar principalmente cuatro películas: Lo imposible, Blancanieves, Grupo 7 y El artista y la modelo. Cuatro producciones que han copado los puestos más privilegiados en los Premios Goya 2013, empezando por mejor película, guión y un gran número de nominaciones a los actores que conforman sus repartos. Como era de esperar, los responsables de estas cintas también optan a conseguir el premio a mejor director, pero también hay hueco en este gala para reconocer a los mejores cineastas noveles del pasado año. Una categoría en la que destaca la inclusión del actor Paco León, que causó sensación con su película familiar Carmina o Revienta. Estos son todos los directores nominados en los Goya 2013.

Director

Directores Goya 2013

Juan Antonio Bayona por Lo imposible

Lo imposible se ha convertido en la película del despegue final de Juan Antonio Bayona, un director que con solo dos películas en su filmografía ya se prepara para saltar el charco y proseguir su carrera profesional en Hollywood. En 2007 ya cosechó elogios por su ópera prima El orfanato, un thriller de terror en el que contó la ayuda de Guillermo del Toro. Con Lo imposible, Bayona ha sido el paladín salvador de la industria patria tras recaudar 43 millones de euros y más de 100 en todo el mundo. Una película con unos efectos especiales espectaculares y una historia que remite a su propio nombre. Con un aval de 14 nominaciones, Bayona es uno de los grandes favoritos a triunfar la noche del próximo domingo.

Pablo Berger por Blancanieves

El director bilbaíno Pablo Berger declaró que su trayectoria era una carrera de fondo, en la que él iba pasito a pasito. La verdad es que con Blancanieves ha dado la sorpresa en los Goya de este año, porque su anterior largometraje se estrenó en el año 2003: Torremolinos 73, una comedia sobre una pareja que graba vídeos eróticos en super 8, protagonizada Javier Cámara, Fernando Tejero y Candela Peña. A pesar de ser una película muy particular, llamó la atención y consiguió cuatro nominaciones, incluyendo una para él como director novel. Con Blancanieves, su cine ha evolucionado y se ha atrevido a reinterpretar el cuento de los hermanos Grimm ambientándolo en la España de los años 20. Un filme mudo, en blanco y negro, en cuatro tercios y con un grandísimo poder visual que le han permitido optar a 18 estatuillas.

Alberto Rodríguez por Grupo 7

Quienes conozcan la filmografía de Alberto Rodríguez (7 vírgenes, El traje) sabrán que es un director social, al que le gusta que su cine plasme situaciones cotidianas de desigualdad y conflictos sociales de mayor o menor calado. A pesar de que Grupo 7 puede parecer una mera película de acción o policial, su director, que es es sevillano, hace un retrato del ambiente que se vivía en la ciudad de Sevilla antes de la Expo de 1992: un entorno de desigualdades y con un alto índice de delincuencia. Allí operan los protagonistas de este largometraje, un grupo de policías sin escrúpulos, bien interpretados por Antonio de la Torre y Mario Casas. El filme sigue la estela de películas como Celda 211 o No habrá paz para los malvados: thrillers de calidad made in Spain y con una dirección impecable.

Fernando Trueba por El artista y la modelo

Hablar de Fernando Trueba son palabras mayores. El director madrileño no es solo uno de los más reconocidos de nuestro cine, si no que además ya ha tenido entre sus manos dos premios Goya como mejor director, el que obtuvo en 1990 por El sueño del mono loco -¡con Jeff Goldblum como protagonista!- y en 1993 por Belle Époque. El artista y la modelo tiene como referentes declarados el cine de Rodin, Jean Renoir o el filme Jules et Jim; pero a la vez es una producción envuelta en un halo de sentimentalismo para Trueba, ya que la película está dedicada a su hermano Máximo, fallecido hace años, y que se dedicaba a la escultura. Una película grabada en blanco y negro que narra la relación entre un viejo escultor y una chica huida de un campo de refugiados del sur de Francia en 1943. Una pulcra reflexión sobre el arte y el amor a la vida.

Director novel

Directores noveles Goya 2013

Paco León por Carmina o revienta

¿Quién no conoce a Paco León en España? No es solo un gran actor de comedia, reconocidísimo por su papel de El Luisma en la seria Aída, ahora, además, se ha destapado como uno de los cineastas que más llamó la atención el pasado año gracias a Carmina o revienta. En su ópera prima, León se ha acercado a uno de los temas más cercanos que hay para cualquier persona: la familia. Una comedia ácida, protagonizada por su madre y su hermana, y que se grabó en 11 días con solo 100.000 euros. No solo es un filme realmente gracioso y original, con unas interpretaciones que son realistas como la vida misma, además marcó el camino a seguir a películas que busquen una nueva manera de promoción y distribución. Paco León no solo ha firmado una buena película, sino también un gran proyecto de marketing. Es el absoluto favorito a llevarse este premio.

Oriol Paulo por El cuerpo

Oriol Paulo es guionista de profesión y en 2010 fue uno de los encargados de escribir Los ojos de Julia, la película de terror dirigida por Guillem Morales y protagonizada por Belén Rueda. Dos años más tarde, le llegó la oportunidad de ponerse detrás de la cámara y dirigir El Cuerpo, después de que la productora Rodar y Rodar, que ya había confiado en él como guionista, decidiera darle también el timón total de esta producción. Un ascenso vertiginoso para el joven realizador, que ha conseguido esta nominación con su primera incursión en el mundo de la dirección.

Isabel de Ocampo por Evelyn

Isabel de Ocampo ya sabe lo que es subirse al escenario en unos premios Goya y recibir el galardón. Lo hizo en 2008 con Miente, una cortometraje sobre el tráfico ilegal de mujeres. Además, aunque Evelyn sea su primera película, la directora anteriormente ya había producido y dirigido numerosos documentales y cuatro cortometrajes. En su opera prima reincide en el tema de la prostitución y cuenta la historia de una joven peruana que es secuestrada y obligada a ejercer la prostitución en España.

Enrique Gato por Las aventuras de Tadeo Jones

Como ocurre en el caso de Isabel de Ocampo, Enrique Gato está nominado como mejor director novel a pesar de que en sus estanterías ya tiene dos premios Goya por cortometrajes de animación, obtenidos en 2006 y 2007 por sus cortos sobre el personaje de Tadeo Jones. La primera aventura de larga duración de este particular arqueólogo también le acerca a conseguir su tercer premio, y por partida doble, ya que Enrique Gato también ha conseguido la nominación a mejor película de animación. Un claro ejemplo de la buena salud que tiene la industria de la animación en nuestro país.