Tráiler de Unfinished Song: una comedia de la tercera edad

Unfinished song es el nuevo nombre con el que la compañía Weinstein ha bautizado al film Song for Marion, que estuvo presente en las dos últimas ediciones de dos importantes festivales cinematográficos: en la sección oficial de la Seminci de Valladolid, y nominada al Premio del Público en el festival de Toronto. Se trata de la última realización de Paul Andrew Williams, un director británico más conocido por sus thrillers, como London to Brighton o Cherry Tree Lane, o por la comedia de terror The Cottage, y que aquí cambia completamente de tono y de género, pues Song for Marion se encuadra dentro de la comedia dramática. Y acaba de ser publicado el tráiler del film:

Unfinished Song se centra en los problemas de salud de una mujer de avanzada edad enferma de cáncer, y que encuentra un motivo para luchar contra la enfermedad a través de la presencia de un grupo de ancianos jubilados que se reúnen para cantar. No obstante, su esposo rechaza tal forma de insuflar ánimo, pues perturba su tranquilidad, aunque en el fondo lo que experimenta es una pérdida de su capacidad de influencia sobre su mujer. A la vez, en este proceso verá cómo se evidencia el empeoramiento de su relación con sus hijos. El reparto está integrado por Terence Stamp, quien encarna al marido, y por Gemma Arterton, que interpreta a su hija y que este año tiene previsto también el estreno de Hansel & Gretel: Witch Hunters. La fecha de estreno prevista en Reino Unido es el 8 febrero 2013.

Por lo visto en el tráiler, el film parece un nuevo producto destinado al consumo de la tercera edad, quien en estos momentos suponen uno de las franjas de edad más fieles en cuanto a asistencia al cine se refiere. Las productoras han descubierto este nuevo mercado, inexplorado por las temáticas del cine (hasta la última década era difícil encontrar films protagonizados por ancianos, salvo algún clásico neorrealista como la obra maestra Umberto D), y se han lanzado a satisfacer los gustos de estos espectadores asiduos, como ya hemos podido atisbar en The exotic Hotel Marigold, en la reciente Hope Springs, que aborda los problemas de sexualidad de una pareja de avanzada edad; y en Quartet, el debut en la dirección de Dustin Hoffman, donde sigue los pasos de un grupo de músicos profesionales retirados en un asilo especializado. Estos films se caracterizan por abordar temáticas bastante dramáticas y trágicas, pero siempre mediante el filtro de la comedia, de ahí que se adscriban a la comedia dramática: y es que el fin es no evadirse de los problemas, pero no centrarse en ellos, se pretende transmitir una visión edulcorada de la vida que suavice el dolor.