Tráiler de Lore, de Cate Shortland: alejarse del nazismo

La directora australiana Cate Shortland sorprendió, en 2004, con su debut en el cine: Sommersault, un drama íntimo sobre el descubrimiento de la sexualidad en la adolescencia, que sigue los pasos de un joven que se adentra en nuevas experiencias para conocer el sexo y el amor. Estuvo presente en el festival de Cannes de 2004, dentro de la sección Un Certain Regard, y arrasó en los Premios de la Academia Australiana de Cine. Y, sorprendentemente, en su segundo film, Lore, cambia completamente de centro de atención: la directora se traslada a la Alemania de la posguerra para abordar el tema del nazismo. Hace poco anunció su conversión al judaísmo, lo que ha podido motivar ese giro en su filmografía. Pero sea la causa que sea, el tráiler que acaba de ser publicado anuncia una bella sumersión en los albores de la paz tras la 2ª Guerra Mundial:

El film viene avalado con el Premio del Público en el festival de Locarno, con el Caballo de Bronce del Festival de Cine de Estocolmo, y con el premio a nuevos directores en la Seminci de Valladolid. Se trata de una adaptación de la novela "El cuarto oscuro", de la escritora británica Rachel Seiffert, y centra el relato en la vida de una joven alemana, interpretada por Saskia Rosendahl, tras la finalización de la 2ª Guerra Mundial, cuyos padres fueron miembros de las S.S. y ahora están encarcelados. Deberá afrontar la construcción de una identidad separada de la de sus padres y de forma autónoma, aunque contará de con el influjo de dos personalidades: su abuela, con quien vive, y un joven que le sumergirá en una comunidad judía superviviente, donde encontrará un nuevo refugio. Aún así, debe adaptarse a una nueva realidad todavía tejida por odios y enemistades.

Así, es un drama centrado en la construcción de la nueva Alemania y en la necesidad de integrar memoria y olvido de una misma vez. Lore se ubica en ese bando que Alemania está comenzando a retratar sin temor: el bando de los que se adhirieron al nazismo, tras años de olvido de esa parte de la sociedad que vivió su propia experiencia de la guerra. Aún así, Cate sigue enfocando su mirada en personajes adolescentes, en una etapa vital que viven, en cierto modo, por herencia paterna, y de la que deben desligarse para comenzar a asumir la responsabilidad del acto.

Y, por lo visto en el tráiler, lo hace a través de las sensaciones, pues la moral se construye, en primer lugar, a través de sensaciones y estímulos que, más tarde, por su castigo o su benevolencia, conformarán la psique. De ahí que ese lirismo sea oportuno, pues nos permite conocer mejor la relación todavía inocente con el mundo. Es el film elegido por Australia para representar al país en los Oscar, pues fue rodada en alemán, aunque finalmente no salió entre las elegidas.