Tráiler de Happy People: A Year in the Taiga, el nuevo documental de Werner Herzog

La última vez que hablamos en este blog del cineasta alemán Werner Herzog fue cuando dimos nuestras impresiones de la película de acción Jack Reacher. Donde curiosamente, el director interpretaba al villano de la cinta, una inclusión que parecía más de cara a la galería, para darle un tono intelectual a la película, que una representación de un personaje profundo e interesante. Por suerte, después de este paréntesis, el director nos muestra el tráiler de Happy People: A Year in the Taiga, un documental que explora un lugar tan recóndito como es la Taiga de Siberia.

Herzog

La película ha sido co-dirigida por Dmitry Vasyukov y se va a estrenar con muchísimo retraso, ya que incluso fue presentada en el San Francisco Green Film Festival en marzo de 2011. Desde entonces, ha tenido que pasar mucho tiempo hasta que la productora Music Box Films ha adquirido sus derechos y ha previsto su lanzamiento para finales de este mes. En este primer tráiler podemos echar un ojo a los impresionantes paisajes a los que nos transporta Herzog y escuchar su voz contándonos la historia de los habitantes del pueblo de Bakhtia, al que solo se puede acceder en helicóptero o en bote. Un reencuentro con una civilización que vive acorde a sus valores y a su cultura tradicional, que se ha mantenido intacta a lo largo de los siglos.

El director alemán Werner Herzog no solo es uno de los principales exponentes del nuevo cine alemán, impulsado en los años 70 y 80, sino que además se ha destapado en los últimos 20 años de su carrera como un excelente documentalista. Herzog llamó la atención con sus primeros largometrajes, algunos tan delirantes y metafóricas como También los enanos empezaron pequeños (1970), una película grabada en la isla de Lanzarote, en España, y protagonizada por una comunidad de enanos que tiene que sobrellevar la rebelión que empieza en un correcional. Más tarde firmaría obras tan representativas como Aguirre, la cólera de Dios, Nosferatu, vampiro de la noche o Fitzcarraldo , con la que se llevó el premio a mejor director en el Festival de Cannes.

Aunque se estrenó con su primer documental El país del silencio y la oscuridad en 1971, no fue hasta veinte años después cuando comenzó a producirlos con regularidad. En 1999 llamó mucho la atención con Mi enemigo íntimo, un filme en el que retrató su tormentosa relación con el actor Klaus Kinski. Happy People: A Year in the Taiga sigue en la línea de documentales en contacto con la naturaleza, como anteriormente La rueda del tiempo, sobre los ritos tibetanos de iniciación al budismo; Cave of Forgotten Dreams, de las pinturas rupestres en Francia, y Grizzly Man, el polémico documental sobre el ecologista Timothy Treadwell y su peligrosa relación con los osos.

Este es el póster de Happy People: A Year in the Taiga.