Tim Robbins y Will Forte se unen a la precuela de Jackie Brown

Hollywood es el paraíso de la continuación, ya sea hacia atrás o hacia adelante: la precuela o la secuela ya son una cultura tan extendida como la creación del guión original. Y, en esta ocasión, sorprende por el film del que parece desligarse: está en fase de pre-producción Switch, una precuela de Jackie Brown. Pero es preciso advertir que no es la obra de Tarantino el punto de partida, sino una novela del mismo escritor en el que se basa Jackie Brown, Elmore Leonard. Porque la novela Rum Punch de Leonard, escrita en 1992, fue la base del guión de Tarantino, pero la propia novela es, a su vez, continuación de The Switch, que sirve de pilar para la película homónima, y que fue escrita en 1978. Así, Switch no es una precuela fílmica, sino que se basa en un libro anterior sobre los mismos personajes, aunque la cronología de las adaptaciones invierta a la de las escrituras.

De hecho, The Switch fue la novela que creó a esos dos míticos personajes, Louis Gara y Ordell Robbie, que en Jackie Brown fueron interpretados por Robert de Niro y Samuel L. Jackson respectivamente. Esta novela y, en consecuencia, el film, están ambientados 15 años antes que Jackie Brown, y sigue las andanzas de Gara y Robbie después de salir de la cárcel. Entonces secuestran a la esposa de un constructor millonario de Detroit, pero él se niega a pagar y, entonces, la propia esposa les contrata para vengarse de su marido. Así, una vuelta de tuerca en el argumento permite mostrar el protagonismo del dinero, como eje que rige las relaciones personales, incluso un matrimonio.

Y, en cuanto al reparto, acaban de confirmarse dos nuevos nombres, que añaden interés a la obra en cuestión: Tim Robbins y Will Forte, aunque se desconoce qué papel encarnará en el film. Ya había algunos nombres confirmados para el casting, como John Hawkes, que este año está en la lucha por el Oscar al mejor actor protagonista por su papel en The Sessions (Las sesiones); y también participarán Ty Burrell y Mos Def. El director designado para la obra es Daniel Schechter, que hasta la fecha ha dirigido un cortometraje, Three Mothers, y que también se ha encargado de la escritura del guión. La fase de producción comenzará el próximo mes, pero por lo visto, Switch se erige en un film totalmente autónomo, desligado del sistema estético de Quentin Tarantino, y por lo tanto, será preciso evitar las comparaciones.

Elmore Leonard

Aunque seguro que ambos comparten, en su fondo, una visión del mundo: la del propio escritor Elmore Leonard, conocido como el Dickens de Detroit, por la ácida disección que realiza de los habitantes de esta urbe en proceso de desintegración, desde el cierre de gran parte de las fábricas de General Motors, que sustentaban la economía local. La escritura de Leonard es una continuación de la labor emprendida en la novela negra por los dos clásicos del género, Raymond Chandler y Dashiel Hammett, y uno de los principios que rigen su labor es la búsqueda del realismo, hasta el punto de afirmar lo siguiente:

Si mi escritura suena como escritura, entonces lo reescribo.

Y es que el principal medio de expresión en su novela es el diálogo, donde es un auténtico maestro, logrando captar toda la idiosincrasia de cada clase social a través de su lenguaje. Es a través del diálogo como Elmore Leonard introduce el realismo en la novela, pues pretende aminorar la interpretación para dejar que la realidad se cuele por sus propias palabras, aunque a ello también ayuda su prosa seca, que reduce las florituras que introducen una antimímesis, un distanciamiento de la realidad. Y sus diálogos, como todo buen diálogo que se precie de la novela negra, están tejidos de ironía, como la que emana la propia trama del film.