Clips de Mama: un corto de terror que se convirtió en largometraje

En 2008, el director Andres Muschietti presentaba su cortometraje Mamá, donde lograba condensar el clímax del género de terror en apenas 3 minutos de duración y en un espectacular plano secuencia. La cámara sigue a dos niñas que se despiertan a mitad de la noche, convulsionadas por una sensación de terror; tratan de huir de la casa pero, en el interior de la cocina, se topan con la figura de su madre exorcizada que les persigue. Con la cámara siempre próxima a las víctimas, transmitiendo esa proyección de la ansiedad en los espacios del hogar, como un miedo sin objeto, sin identificar su causa, después todo deviene movimiento frenético: un camino de huida que deviene de regreso. Interesante cortometraje, que os dejo a continuación:

Y, ante el éxito del cortometraje, se decidió realizar un largometraje, tratando de dilatar la historia más allá de los 3 minutos, y el resultado es su versión homónima para cines, Mama, que cuenta con Guillermo del Toro en el papel de productor ejecutivo. El guión ha sido escrito por el propio Andrés Muschietti, Barbara Muschietti y Neil Cross, y será también Muschietti el encargado de la dirección. Así, el relato extendido trata de seguir los pasos de estas dos niñas del cortometraje, que desaparecieron en el bosque el mismo día en que su madre fue asesinada. Años más tardes son rescatadas por su tío Lucas y su novia Annabel, y comienzan una nueva vida, pero aún así son incapaces de desligarse del shock de la infancia, y sienten que alguien o algo quiere arroparlas por la noche.

Así, lo sobrenatural puede enmarcarse dentro del terror psicológico, pues todo el relato puede ser encuadrado dentro del conflicto interno de las niñas, como un pasado del que son incapaces de despojarse y que les persigue en el momento de mayor inconsciencia, de mayor emergencia del subconsciente: el sueño nocturno. Nikolaj Coster-Waldau encarna a Lucas mientras que una Jessica Chastain morena, con un color de pelo que sorprende por el cambio de su habitual pelirrojo (un color que casi la identifica), interpreta a la tía Annabel, que trata por todos los medios de ofrecerles una vida nueva a sus sobrinas. Pero el fantasma de la madre, receloso del nuevo papel que toma Annabel en el cuidado de sus hijas, volverá por sus fueros para vengarse.

Os dejo aquí con cuatro nuevos clips que acaban de publicarse del film, y donde puede verse ese talento del director en el manejo de la iluminación y, ante todo, su capacidad para proyectar en la puesta en escena la ansiedad de los personajes, una angustia promovida por un miedo del que carecemos de un objeto físico visible:

Y, sin duda, sorprende la elección de Jessica Chastain, quien muestra una vez más su versatilidad como actriz. Y es que alterna papeles de gran intensidad interpretativa con otros más alternativos o excéntricos. Fue una madre bautizada con la gracia, con la espiritualidad, en The Tree of Life (El árbol de la vida); y una esposa mucho más terrenal, tratando de extraer a Michael Shannon de la alucinación en Take Shelter, de Jeff Nichols. Pero el mismo año, también tuvo un papel cómico en The Help (Criadas y señoras), o su encarnación de la femme fatale en la revisión del cine de gángsters de John Hillcoat, Lawless, o un agente de la Mossad en The Debt (La deuda), de John Madden.

Este año dispone de otra interpretación clave en su carrera, encarnando a un agente de la CIA que se encarga de dirigir la caza de Osama Bin Laden, en el film que está ganando cada vez más puntos para los Oscar, Zero Dark Thirty (La noche más oscura), de Kathryn Bigelow. Así, en sus papeles más destacados siempre se decanta por interpretar personajes femeninos que muestran una doble faceta, conjugando fragilidad con una actitud de decisión: y su intensidad interpretativa logra dotar de múltiples matices a los personajes, creando ambigüedades con un sólo gesto. Por eso, es una gran elección para encarnar el estrés psicológico de esta tía de Mama, que quiere imponer la normalidad allí donde reside el trauma.