Happy Valley: el regreso de Brian de Palma y Al Pacino

Regresa el tándem Brian de Palma y Al Pacino, la pareja artística que nos conquistó a través del retrato de Tony Montana, ese mafioso de origen cubano e instalado en Miami, siempre al margen de la ley y la convención, que guía la narración de Scarface (El precio del poder), remake del film homónimo de Howard Hawks. Y es que, tras el thriller erótico lésbico que trató de construir en Passion, con la colaboración de Noomi Rapace y Rachel McAdams, y que presentó en el pasado festival de Venecia, Brian de Palma ha anunciado un nuevo proyecto que le reunirá con Al Pacino 20 años después de su última colaboración, que tuvo lugar en 1993, en el film Carlito´s Way (Atrapado por su pasado).

El proyecto ya tiene nombre: Happy Valley. Se trata de un film centrado en Joe Paterno, entrenador del equipo de fútbol americano de la Universidad del Estado de Pensilvania, Penn State, desde 1966 hasta 2011, y posiblemente uno de los mejores entrenadores de EEUU, con 46 temporadas como líder del equipo, 2 títulos nacionales (en 1982 y 1986) y un récord de 409 victorias. Pero no se trata de la típica historia de superación con el deporte como motor del cambio del personaje: estamos con Brian de Palma, así que la controversia está asegurada. Y es que lo que pretende abordar el film es el escándalo que salpicó su vida al final de su carrera: fue despedido en 2011, tres meses antes de su muerte en el año 2012, por encubrir al ex coordinador defensivo Jerry Sandusky, que está acusado de abusar sexualmente de niños. Así, podemos asegurar el visionado de un film de cierta subversión de la estereotipada utopía americana de casa unifamiliar y partido de fútbol americano.

Al Pacino será el encargado de encarnar a Joe Paterno, así que demostrará con creces su talento, pues deberá interpretar a un personaje contradictorio, amado por un lado y, por otro lado, erigido sobre tensiones internas. Algo que ya demostró en Scarface, al mostrar como un personaje atractivo al mafioso Tony Montana. El productor del film es Edward R. Pressman, y el guionista es Dave McKenna, conocido por la escritura de American Histoy X y Blow y que en Happy Valley partirá del libro Paterno, escrito por Joe Posnanski.