Las diez peores películas de 2012 según Time

Se acerca el final del 2012, una época perfecta para empezar a recapitular y hacer un repaso de lo mejor y lo peor que nos ha dejado el año. Precisamente siguiendo esta tradición, la prestigiosa revista Time ha hecho una lista con las que ellos consideran las 10 peores películas que han llegado este año a las salas de todo el mundo. No existe un factor común, pero en esta edición las comedias románticas, las películas de acción y los guiones adaptados se llevan la palma. La "ganadora" de este negativo listado ha sido Cloud Atlas, dirigida por los hermanos Wachowski y Tom Tykwer.

Cloud Atlas

10. One for the Money (La Cazarrecompensas) de Julie Anne Robinson

Una película que cuenta la historia de Stephanie Plum, una chica divorciada y sin trabajo que termina siendo la encargada de buscar a un policía local acusado de asesinato (casualmente, su amor platónico del instituto). Una comedia romántica que acaba situándose en el mundo del crimen. Los responsables de la lista le dedican frases tan hermosas como "es tan emocionante como ver a una mujer buscar su bolso las llaves del coche" o "tal vez ni siquiera es justo juzgarlo como una película". Una crítica demoledora.

9. The Odd Life Of Timothy Green de Peter Hedges

The Odd Life of Timothy Green parece un bonito cuento navideño: Cindy y Jim son una feliz pareja que sueña cómo sería su vida si tuvieran un hijo. De repente, durante una noche de tormenta, Timothy aparece en la puerta de su casa, donde el matrimonio había enterrado una caja llena de sus esperanzas y sueños. Creo que la cursilería ha sido lo que ha catapultado a esta producción hasta el noveno puesto, aunque la revista Time va más allá y la cataloga como una burla de la esterilidad, representada por una familia que adopta un gnomo de jardín.

8. What to Expect When You're Expecting de Kirk Jones

Es la a daptación de una novela sobre el embarazo que vendió más de 20 millones de ejemplares. La productora intentó repetir el éxito del libro con una película totalmente prescindible. Entra la lista gracias los personajes totalmente planos y a unas interpretaciones que dejan mucho que desear.

7. Alex Cross de Rob Cohen

Creo que mi compañero Luis dio en la tecla para explicar por qué esta película merece figurar en el séptimo puesto: nada que hacer, nada que decir, nada que aportar. Un thriller de intriga- cómo no, basado en una novela- que se introduce en la cabeza de un criminal que mata por dinero y por placer. Matthew Fox da una clase magistral de cómo sobreactuar en su papel del villano psicópata.

6. The Lorax de Chris Renaud

The Lorax es la típica película de animación con moraleja, en este caso con mensaje ecológico. Un joven se propone conquistar a una chica, pero para ello deberá averiguar el secreto de esta criatura que protege un mundo a punto de
extinguirse. Una película "grotesca" para la revista Time.

5. This Means War de McG

Dos agentes de la CIA se enamoran de la misma mujer y provocan un conflicto bélico que termina por afectar a toda la ciudad de Nueva York. Sí, esta es la sinopsis y no se trata de una broma. Una constante sobrecarga de escenas de acción y efectos especiales pero totalmente vacía de contenido emocional. ¿Así se hacen películas románticas?

4. Abraham Lincoln: Vampire Hunter de Timur Bekmambetov

Después de que un vampiro asesine a la madre del joven Abraham Lincoln, este comienza una interminable venganza contra los monstruos chupasangre. El principal problema de este proyecto es que no se trata de una comedia y que, según avanza la historia, descubrimos que los vampiros son los responsables de perpetuar la esclavitud. Un sinsentido que va directo a la cuarta posición.

3. Hyde Park On Hudson de Roger Michell

Entra en el podio de peores películas del año la última producción de Roger Michell, que nos suena sobre todo por la divertida comedia Notting Hill. En este caso, Michell se inclina por un drama que cuenta el romance entre el presidente Rooselvelt y su prima Margaret Stuckley. Para la revista norteamericana es la película más insípida del año.

2. John Carter de Andrew Stanton

John Carter ha sido una de las películas que más ha llamado la atención en 2012, pero no ha sido por su historia ni por sus espectaculares efectos especiales. La superproducción de Disney era una de sus apuestas más fuertes para este año. El resultado: 200 millones de pérdidas. Según la periodista que la ha situado en el segundo puesto, hasta su propio hijo se aburrió viéndola. Con este panorama, iba a ser difícil amortizar la inversión de 350 millones de dólares.

1. Cloud Atlas de los hermanos Wachowski y Tom Tykwer

Cloud Atlas fue el esperado proyecto que prepararon los hermanos Wachowski, que a este paso se quedarán anclados únicamente en el éxito de Matrix, y Tom Tykwer, el director de El Perfume. La película es una adaptación de la novela de épica del escritor David Mitchell, y cuenta durante ¡164 minutos! seis historias ubicadas en diferentes épocas. La revista Time la ha puesto a la cabeza porque les parece una película vacía, sin ningún gancho emocional y que solamente se recrea en los espectaculares efectos especiales. En sus propias palabras, "los directores revolotean a través de siglos y géneros en un torbellino de violencia sangrienta y travestismo".