Tráiler de The Grandmasters, de Wong Kar-Wai: el lirismo de la violencia

No pudo llegar al festival de Cannes. Tampoco al festival de Venecia. Pero parece que el estreno de The Grandmasters, de Wong Kar-Wai, tendra lugar en breves: en concreto, el 18 de diciembre en China y el 25 de diciembre en Hong Kong. Aunque de momento, no hay fechas para otros países. Y es que larga es la espera del que ama, y más del que ama el cine de Wong Kar-Wai. Pocos directores se toman tanto tiempo en al realización de una película: en este caso, comenzó su rodaje en 2009, y más de un año le ha llevado el montaje, dada la compleja puesta en escena de este director. De ahí la dilatación de su estreno y la imposibilidad de asistir a los festivales de este año. Pero para abrir el paladar, disponemos ya del tráiler definitivo:

The Grandmasters se centra en la vida de Ip Man, el maestro de artes marciales que instruyó a Bruce Lee. Es considerado uno de los mejores maestros de artes marciales, y enseñó en Hong Kong el Wing Chung de 1945 a 1969. Esta figura ya ha sido retratada en el cine en dos obras de Wilson Yip, tituladas Ip Man e Ip Man 2, pero claro, Wong Kar-Wai seguro que le imprime un toque totalmente alejado del biopic convencional. En Wong Kar-Wai, el gusto por el detalle dinamita las macroestructuras, de modo que asistimos a una sucesión de momentos sublimes, donde el tiempo se dilata y el espacio se deforma.

En el reparto repiten algunos de los actores habituales en su filmografía, como el omnipresente Tony Leung, que encarna a Ip Man. Participan Zhang Ziyi, Chen Chang, Cung Le, Song Hye-kyo, Siu-Lung Leung y Benshan Zhao. El guión ha sido escrito por Xu Haofeng, Zou Jingzhi y el propio Wong Kar-Wai. Y el director cuenta con la colaboración de Yuen Woo-ping, quien se ha encargado de coreografiar las escenas de lucha en films como Matrix, Kill Bill Vol. 2 o Crouching Tiger, Hidden Dragon (Tigre y Dragón). Y eso se nota en las imágenes, donde las peleas se asemejan a danzas, con unos personajes volátiles, que pierden su peso en el empuje de la violencia.

No es la primera irrupción de Wong Kar-Wai en el género de artes marciales: ya realizó una obra, Ashes of Time. En su momento, el director se excedió en el tiempo de rodaje, y debió ceder en el proceso del montaje a los planteamientos de los productores. Finalmente, en 2008, Wong Kar-Wai presentó en Cannes una versión redux, con escenas rodadas de nuevo y el montaje que él deseaba de la obra. Con Tony Leung, Brigitte Lin y Leslie Cheung en los papeles principales, rodó una obra épica ambientada en la china medieval.

Narrativamente la obra se dispersa, pero encuentra tanto poder en la imagen y el instante que la hacen una obra muy interesante, especialmente en la utilización de los espacios, vacíados de elementos, minimalistas, casi huecos. Son espacios que terminan borrados y deformados por los primerísimos planos del director, hasta el punto de ser más un lienzo en lugar de ubicar de forma precisa la obra. Así que, en The Grandmasters, también podemos esperar una ambigüedad espacial similar.