Tráiler de Möbius: Jean Dujardin y Tim Roth son el orden y el crimen

Tras obtener el Oscar al Mejor Actor por protagonizar The Artist, Jean Dujardin ya tiene un pie en cada lado del Atlántico. Hollywood ya lo ha captado, y está confirmada su participación en The Wolf of Wall Street, de Martin Scorsese, y el coprotagonismo en The Monuments Men, dirigida por George Clooney. Pero su filmografía no va a ser esencialmente estadounidense, pues sigue con sus colaboraciones con directores procedentes de su país natal, Francia. Y es el caso de Möbius, un thriller del que ahora nos llega su primer tráiler:

Mobius está dirigida por Eric Rochant, conocido por obras como Un monde sans pitié (Un mundo sin piedad), Aux yeux du monde (A los ojos del mundo) o Les patriotes (Los patriotas). Y cuenta también con dos actores de primer nivel en su reparto: Tim Roth, que últimamente veíamos interpretar a un policía en otro thriller, Arbitrage (El fraude), con ese toque de personaje acostumbrado a la frustración que suele impregnar sus interpretaciones; y Cécile de France, reclutada por los Dardenne para interpretar a la madre adoptiva de Le gamin au vélo (El niño de la bicicleta).

Möbius está ambientada en el mundo de las altas finanzas y en las inversiones de gran riesgo, y se centra en la figura de un poderoso oligarca ruso, Rotovski (Tim Roth), que es perseguido por un agente del servicio francés de inteligencia (Jean Dujardin), pues es acusado de blanqueo de dinero a través de su propio banco. Así, el film nos muestra las dos caras de la realidad de la crisis: la especulación y la corrupción del oligarca y el intento de mantener el orden del agente, dos facetas de un mismo mundo enlazadas entre sí en una continuidad sin fin, como en una banda de moebius. No obstante, explicitar el mecanismo de una banda de moebius en el propio film me parece una falta de sutileza: las mejores bandas de moebius cinematográficas son aquellas que David Lynch introduce en la narrativa, donde sueño y realidad se intercambian sin solución de continuidad, hasta hacer imposible su distinción.

Por otra parte, es curioso el recurso a un oligarca ruso como origen de la corrupción, repitiendo un arquetipo enquistado en nuestro imaginario pero que procede de la realidad, pues ahora Rusia es un país que vive de los recursos minerales y que fomenta, día a día, una mayor distancia entre élites y pueblo en términos económicos. El resultado lo podremos disfrutar a partir de su estreno, que por el momento sólo se ha confirmado en Francia, proyectado para el 27 de febrero.