Se prepara un remake de Hotaru no haka… en imagen real

Decir que actualmente en la industria cinematográfica no se respetan los grandes clásicos ni las grandes obras con tal de obtener películas reconocidas por el público que les atraigan a las salas no es nada nuevo. De hecho ya hemos visto numerosos ejemplos en Hollywood sobre este tipo de remakes, y hoy tenemos un nuevo ejemplos. Se trata de la obra maestra intemporal de Isao Takahata Hotaru no haka, película estrenada en 1988 en un díptico junto con otra obra maestra como es Tonari no totoro de Hayao Miyazaki.

Las luciérnagas volverán al cine

Pues bien, hay que aclarar que la obra de Takahata no es una historia original creada en el seno del Studio Ghibli, sino que se trata de una adaptación de la novela homónima escrita por Akiyuki Nosaka en 1967 y que es toda una obra magna en Japón. De hecho la película de Takahata no es la única adaptación que se realizó y que también se han hecho una producción televisiva de 2005 y un largometraje de 2008. Sin embargo, en esta ocasión, la adaptación va a tener lugar fuera de las fronteras niponas, concretamente en Inglaterra. Y es que allí hay una productora, Dresden Pictures, que está deseando ponerse manos a la obra con el proyecto, que narraría la triste historia de los dos hermanos pero con personajes de carne y hueso.

Hay que tener en cuenta que esta productora tiene muy pocas obras en cartera (apenas ocho entre largometrajes y cortos), y que ninguno de ellos ha tenido una especial relevancia en el mundo comercial. Quizá con esta historia, de sobra conocida por el gran público, esperen conseguir ese gran salto y quizá sea por esto que se tomen una adaptación tan importante como esta en serio y, posiblemente, nos dejen un buen sabor de boca. Personalmente lo veo casi imposible, sobre todo con el nivel que demostró Takahata en su adaptación, pero quién sabe. Por ahora no cuenta con un director, reparto ni guionista para la cinta, que comenzaría su fase de producción presumiblemente para 2014. ¿Será carne de mercado doméstico? El tiempo lo dirá.