La Luna, el cortometraje de Pixar que precedió a Brave

Pixar siempre adhiere un cortometraje como preludio, como preparación, para degustar cada nuevo largometraje. Y si antes de Cars 2 presentó Partysaurus Rex, la tercera entrega de personajes de Toy Story, el metraje que precedió a Brave, en su estreno el 22 de junio de 2012, fue el bello cortometraje La Luna. Y es que, a estas alturas, es innegable que los cortometrajes de Pixar mantienen el mismo nivel de calidad que sus largometrajes, normalmente están tejidos con una lírica deslumbrante. Y su última entrega ya está disponible en la red:

La Luna pretende ser una fábula atemporal sobre la salida de la infancia y la entrada de la edad adulta. Es una historia de iniciación de un niño que dispone de dos modelos a seguir: el del padre y el del abuelo. Pero esta dicotomía se ubica en un peculiar escenario: la familia se desplaza en su barca, con vestimentas propias de una novela de Dickens, a la mitad del océano, y una vez que la tierra se hace inalcanzable a la vista, ejercen la curiosa labor a la que se dedican, barrer la luna para moldear sus fases según su calendario. Y en la disyuntiva a la que se le somete, abuelo o padre, el niño decide una tercera vía: fundir tradición con innovación, con originalidad, creando una voz propia.

En este cortometraje, Pixar construye visualmente el mito del calendario lunar, que para un niño carece de explicación y que parece ser acto de magia. En La Luna se pone en escena un relato que lo explica, a través de los personajes, logrando una narración que aborda un hecho de la naturaleza incomprensible para una mente todavía no iniciada en los paradigmas científicos.

El título original es La Luna, en italiano, y no en inglés, The Moon, porque ha sido realizada por el italiano Enrico Casarosa, un animador que hasta ahora se dedicaba a ejecutar storyboards (Ice Age y Robots), y que también ha colaborado en el diseño artístico de Cars, Up y Ratatouille. Ahora está trabajando en el storyboard de The Good Dinosaur, de Bob Peterson, y la Luna supone su debut en la dirección cinematográfica, aunque la belleza de su realización aurugra futuros proyectos. El cortometraje se estrenó en el festival internacional de animación de Annecy de 2011, en Francia, y ha sido nominado al mejor cortometraje de animación en la última edición de los Oscar.

Fotos: Pixar Times