Django Unchained: el western se aborda con ironía

La incursión de Quentin Tarantino en el western parece regirse a través de la ironía, elemento que teje toda revisión de géneros que ha llevado a cabo a lo largo de su filmografía. Así lo demuestra el nuevo tráiler de Django Unchained (Django desencadenado), el próximo film de Tarantino, que cuenta con un impresionante reparto: Leonardo DiCaprio, Jamie Foxx, Samuel L. Jackson o Kerry Washington entre otros.

Django Unchained narra la promesa de libertad que el cazarrecompensas alemán Schultz (Christoph Waltz) sella con el esclavo Django (Jamie Foxx) si le ayuda a atrapar a unos asesinos de los que sigue la pista. Al final, Django se suma, como colaborador habitual, a la búsqueda de asesinos a la que se dedica el alemán, y a través de este trabajo intentará recuperar a su esposa Broomhilda (Kerry Washington), perdida por culpa del tráfico de esclavos. Así llegarán a la mansión de un gran terrateniente (Leonardo DiCaprio), y allí su presencia despertará las sospechas de Stephen (Samuel L. Jackson), el esclavo habitual del propietario.

El tráiler revela un tono irónico en el tratamiento del tema, como rebela ese recurso al zoom a la hora de presentar a los personajes, un elemento que el cine suprimido de la cinematografía en las últimas décadas por considerarlo descuidado o próximo a la televisión. Ha quedad confiando a los márgenes, y pocos directores recurren a él, como Leos Carax, con el que trata de imprimir violencia a las imágenes, o Hong Sang-soo, que pretende generar ironía por el contraste entre el estatismo del personaje y la extrema movilidad del zoom. En Tarantino impone una estética que lo asemeja a la serie B, también como mecanismo generador de ironía.

Uno de los elementos que más me interesan de Django Unchained es la inserción, dentro del género, de una temática normalmente excluida en el género western: el racismo hacia los negros. Este hecho se debe a que el género enfoca su mirada en la conquista inmediata del Oeste pero obvia la segunda fase de colonización, el sedentarismo nacido al calor del esclavismo, y que se ubica más en el sur que en el oeste. Por ello, la relación intergrupal que normalmente ausculta el western es la relación indio-colonizador; pero no hay una disección de la relación negro-blanco pues todavía no han llegado las grandes oleadas de inmigración desde África.

En este tratamiento del racismo, aparecen los miembros del ku-kux-klan que recuerda, en su tratamiento másico, como un grupo compacto que inunda el plano, a The birth of a nation (El nacimiento de una nación), de David Wark Griffith, la gran película sobre la historia americana. Pero como siempre, en Tarantino emerge la ironía. No en vano, Tarantino quiere retratar la vertiente más sádica de la conquista del oeste; no hay más que ver para ello el plano de las flores blancas azotadas por la sangre.

Sin duda, este toque humorístico es una herencia del tratamiento del género que realizó el spaguetti western, pues las obras de Corbucci o Sergio Leone ya impusieron un tratamiento particular e irónico de la épica estadounidense, precisamente el filtro que Tarantino suele imponer a sus historias. Así, es posible que encontremos referencias a obras clave del movimiento, y el propio Tarantino ha desvelado su herencia con el subgénero:

Corbucci enfatiza el rol del héroe. Una película que hizo, The Hellbenders, no tiene a nadie para ayudarlo. Hay malos y víctimas, y es eso. Cuando actualmente pongo el bolígrafo sobre el papel para escribir el guión, pienso: "¿qué impulsa a sus carácteres a los extremos? Pienso que la equivalencia más cercana a los paisajes brutales de Corbucci son el contradictorio Sur. Cuando aprendes las reglas y practicas la esclavitud, todo es violento, absurdo y bizarro. Puedes creer que está pasando, lo que es la naturaleza del verdadero surrealismo.

Así, Django Unchained parece ser una disección de comportamientos extremos, irracionales e impulsivos, en un medio que impide la empatía y, en su oposición, genera la ironía. Su estreno está previsto para el 25 de diciembre en EEUU, aunque para verla en otros países es preciso esperar algo más, ya que en España se estrena el 25 de enero.