Tráiler de O Apostolo: un stop-motion en 3-D realizado en España

Fernando Cortizo ha sido el encargado de dirigir la primera película europea realizada en stop-motion y con tecnología en 3-D. Se trata de O Apostolo (El apóstol), realizado en claymation, con personajes y entornos de plastilina, y auscultando, de forma artística, los motivos más tradicionales del imaginario gallego. Y ahora disponemos de un tráiler ampliado:

Es un film fantástico con aires de terror, ambientado en espacios de arquitectura y ambientación gótica en el Camino de Santiago, protagonizado por un preso fugado de la prisión que trata de recuperar un botín robado antes de su encarcelamiento y sepultado en una pequeña aldea del Camino. En la búsqueda del objeto perdido, vivirá extraños acontecimientos por la irrupción de ancianos, sacerdotes y personajes peculiares, mientras que la amenaza de la persecución de la ley para encarcelarlo de nuevo se cierne sobre el protagonista. Y, ante todo, el director deseaba crear una atmósfera de terror, con tonalidades oscuras y tenebrosas y numerosas referencias a Drácula.

La película se caracteriza por un radical realismo de las escenas, especialmente en la recreación de los cuerpos humanos y sus conductas. No en vano, su realización ha constado de dos fases, buscando la máxima verosimilitud en el proceso de animación. La primera etapa ha supuesto el rodaje, con actores reales, de todas las secuencias, de modo que los animadores han basado su técnica en el traslado de la gestualidad de los actores a su alter ego en animación. La animación ha supuesto una segunda fase fundada en imagen real, de modo que el referente real es importante en todo el metraje.

El reparto que ha permitido el rodaje de las imágenes reales y que también ha imprimido sus voces a los personajes consta de Carlos Blanco, Jorge Sanz, Geraldine Chaplin, Luis Tosar, Isabel Blanco, Paul Naschy, Celso Bugallo, Manuel Manquiña y Víctor Mosqueira. Y ha sido realizada con un presupuesto de 6 millones de euros, con un rodaje de dos años, rodando entre 2 y 3 segundos diarios. Se trata de un trabajo minucioso, casi artesano en ocasiones, y contaba con 90 muñecos que dan vida a los 13 personajes del film.

Fue la primera película de animación que ha competido en la sección oficial del Festival de cine español de Málaga, y también ha participado en el Festival de Cine de Moscú. El estreno está pendiente para el 31 de octubre, con más de 80 copias en cines.