Top Ten cine de Alfred Hitchcock para Halloween

Da lo mismo que le llamemos noche de Halloween que de todos los santos. En casi cualquier punto del planeta, los que no estén disfrazados en alguna fiesta estarán reunidos en alguna casa viendo una película de terror. Para noches como estas hay mil y una posibilidades, desde un ciclo de Universal hasta el cine de psicópatas, pasando por el cine gore, o las múltiples variedades establecidas con el cine de zombies, extraterrestres o vampiros. Pero dado que este año el que fuera considerado mago del suspense está muy de moda, quizás no estaría de más señalar agujas de sus películas más terroríficas. Sí. Ya se que su cine no es exactamente de terror, es más de suspense. Pero nadie me puede negar la capacidad de Alfred Hitchcock para conseguir esa sensación de asfixia y tensión que tanto estimula nuestra adrenalina. Adelanto que en este particular top ten podrán encontrar filmes que no son propiamente terroríficos, pero que he incluido, precisamente, por la sensación que proporciona al espectador.

10 Shadow of a Doubt

Estrenada en 1943 y protagonizada por Teresa Wright y un fabuloso Joseph Cotten, La sombra de una duda, como se le conocía en España, siempre fue nombrada por el propio Alfred Hitchcock como su película favorita de las que había realizado. En ella nos encontramos con un encantador barbazul que recurre a su familia para esconderse del cerco policial al que está siendo sometido. Si en primera instancia su adorable sobrina estará encantada con el reencuentro, en el momento en que se percate de las actividades siniestras de su tío se convertirá en su próximo objetivo. De esta manera, y aunque el espectador sí tiene constancia de las actividades criminales del tío Charlie, pasaremos de lo que podría haber sido una película familiar a una angustiosa pesadilla con aires expresionistas.

9. The Man Who Knew Too Much

Para pesadilla, la que tiene que pasar el matrimonio McKenna, interpretado por James Stewart y Doris Day, cuando disfrutando de sus vacaciones en Marruecos su único hijo es secuestrado por una banda que conspira para asesinar a una personalidad. Las últimas palabras de un misterioso individuo que habían conocido la noche anterior, una canción y unos platillos, son suficientes para construir una historia completamente angustiosa que te mantiene en vilo hasta el último minuto. Estrenada en 1956, se trata de una nueva versión que el propio Hitchcock había realizado en 1934. Sólo él podría mejorar una de sus propias películas con un remake.

8. The Wrong Man

Sí, titulada en España como Falso culpable y protagonizada por Henry Fonda y Vera Miles más que de terror, esta película es un auténtico drama. Pero pocas películas basadas en una historia real han conseguido trasmitir la sensación de impotencia por lo que está sucediendo como aquí. Estrenada en 1956, entre los momentos más inquietantes de la película siempre recordaré ese en el que la esposa de Manny, el músico de jazz confundido por un ladrón, pierde la cabeza ante la presión de la pesadilla que vive junto a su marido.

7. Notorious

Reconocida por François Truffaut como su película favorita de Hitchcock, al menos de las que hiciera en blanco y negro, Encadenados, es más una película de suspense que de terror, aparte de ser una fascinante historia de amor protagonizada por Ingrid Bergman y Cary Grant. Estrenada en 1946, la espiral por la que acaba perdiéndose Alicia Huberman después de aceptar convertirse en agente secreto para intentar capturar a un grupo de colaboradores nazis que operan en Sudamérica, se acerca más al sentimiento de angustia y desesperación que cualquier película de terror, que al de un drama romántico cualquiera.

6. Extraños en un tren

No podía ser de otra manera. De la adaptación de la que fuera la primera novela publicada de Patricia Highsmith, no podía salir otra cosa que una fabulosa película de Alfred Hitchcock. Estrenada en 1951 y protagonizada por Farley Granger y Robert Walker, es posible que no fuera completamente fiel a la novela original, pero contiene algunos de los momentos más inquietantes y perversos de la filmografía de Hitchcock.

5. Rebecca

Como sucede, en general, en el cine de Hitchcock, su adaptación de la novela de Daphne Du Maurier no es precisamente una película de terror. Si en primera instancia es un auténtico melodrama con tintes surrealistas, la sola presencia de un personaje como Mrs. Danvers, interpretada magistralmente por Judith Anderson, convierte la película en una auténtica película de terror. Laurence Olivier y Joan Fontaine protagonizaban en 1940 la primera película rodada en los Estados Unidos por el mago del suspense. Con once nominaciones a los premios de la Academia, sólo obtendría dos de ellos, a la mejor fotografía, para George Barnes, y a la mejor película.

4. Vertigo

Denostada en su momento por la academia, al igual que por el propio Hitchcock, la adaptación de la novela de Pierre Boileau y Thomas Narcejac era la película favorita del cineasta británico. al menos de las que hiciera en color. Encumbrada por la crítica internacional como la mejor película de todos los tiempos, al menos en esta última consulta, Vertigo siegue siendo hoy una película turbadora y enigmática a partes iguales. Estrenada en 1958 y protagonizada por James Stewart y Kim Novak, la película nos envuelve en una espiral en la que el suspense se mezcla con lo romántico y lo sobrenatural. Si Hitchcock se llevó la Concha de plata al mejor director en San Sebastián, James Stewart se llevaba el premio al mejor actor.

3. The Birds

En 1963 Alfred Hitchcock volvía a adaptar un relato de Daphne Du Maurier. En este caso se trataba de una película que se alejaba relativamente de sus parámetros, y que constituía además su primera colaboración con la elegantísima Tippi Hedren. Cercana por momentos al cine de catástrofes, estamos ante una historia en la que los sentimientos y emociones parecen desatar esa rebelión de la naturaleza manifestada a través de los pájaros. Entre las sorpresas de la película está Jessica Tandy, como una más de las madres opresoras de la filmografía de Hitchcock, y a una adolescente Veronica Cartwright.

2. Psycho

En 1960 Alfred Hitchcock dejaba al mundo petrificado en su butaca con su adaptación de la novela de Robert Bloch, a su vez inspirada vagamente en la historia real de una auténtico psicópata como Ed Guein. Pocas cosas hace falta explicar de una película que aunque obtendría cuatro nominaciones, no ebtendría ninguno, aunque su protagonista, Janet leigh, si se llevaría un Globo de Oro a casa por su interpretación de una secretaria que sucumbe a la tentación de llevarse una considerable cantidad de dinero. Los remordimientos y encuentro inesperado le llevarán a tomar la decisión de enmendar su falta, pero alguien se interpondrá en su camino. Lo cierto es que, aunque sepas el argumento de la película, la maestría de Hitchcock a la hora de narrar esta truculenta historia permite que puedas disfrutar de la película una y otra vez. Aunque ya sepas lo que va a pasar.

1. Frenzy

Influido por una película de Michelangelo Antonioni, Blow up, en 1972 se estrenaba la película que suponía el regreso de Hitchcock a su tierra natal. Rodada en escenarios naturales, en Frenesí mezcla dos de sus premisas habituales: la del falso culpable con la del psicópata que asesina por causas psicológicas. De esta manera nos proporciona una de sus películas más inquietantes y sobrecogedoras, cargada de una violencia inusual en su cine previo. Adaptación de una novela de Anthony Shaffer, la película cuenta con la presencia de actrices como Anna Massey y Billy Whitelaw, y se me antoja la película más terrorífica del mago del suspense, superando incluso a Psycho, por lo que me parece la opción más acertada para una noche como esta.