Meryl Streep podría ser una bruja en el musical Into the woods

Broadway siempre ha sido fuente inagotable de relatos e ideas para la realización de musicales de Hollywood. De costa a costa viajan las ideas y las estrellas, y ahora Rob Marshall, un director especializado en musicales, que entre su carrera cuenta con títulos como Chicago o Nine, se lanza a la adaptación de uno de los musicales de mayor éxito de los últimos años, Into the woods. Y ya se están confirmando algunos de los actores que formarán parte del reparto, y entre los candidatos, uno de los nombres que que más suena es Meryl Streep, con quien se han iniciado conversaciones para participar en el proyecto.

Into the woods parte de algunos de los cuentos más célebres de los hermanos Grimm, de los que toman algunos personajes y auscultan las consecuencias que, en su vida, tiene la realización de sus deseos y temores más íntimos. Así, encontraremos personajes de La Cenicienta, de Caperucita Roja, Las habichuelas mágicas o Rapunzel. Y, como antagonista de todos estos personajes, aparece el personaje de la bruja malvada, que requiere de una actriz carismática para la interpretación del papel, y por ello, se ha reservado el rol a Meryl Streep. Así, la actriz regresa al musical tras su participación en el musical dedicado a ABBA, Mamma Mia!.

El resto de actores están confirmados, de modo que encontraremos a Anna Kendrick interpretando a Cenicienta, a Patrick Wilson (Prometheus) como el príncipe de Cenicienta; a Laura Osnes como Rapunzel o a Casey Whyland como Caperucita Roja. Into the woods es un musical de Stephen Sondheim con libreto de James Lapine, y fue estrenado por primera vez en 1986. Fue un enorme éxito, y en 1988 ganó los Premios Tony al mejor libreto y a la mejor partitura musical.

Into the woods será el próximo proyecto de Rob Marshall, pero por el momento, está ocupado en la realización de The Thin Man (La cena de los acusados), una adaptación de la novela negra homónima de Dashiel Hammett protagonizada por Johnny Depp. Ya fue adaptada en 1934, en esa ocasión protagonizada por William Powell y Myrna Loy, y narra la investigación de algunos crímenes que inicia una pareja conformada por el detective privado Nick Charles y una mujer de alta sociedad, y siempre acompañados por su perro Asta.