San Sebastián 2012: François Ozon se alza con la Concha de Oro con Dans la maison

Ayer se dio a conocer el palmarés de la 60ª edición del festival de cine de San Sebastián, en una gala marcada por la recogida del 5º Premio Donostia por Dustin Hoffman, que presentaba su ópera prima, Quartet, una comedia amable sobre músicos retirados en un asilo que tejen su vida a través de la ópera. Y la gran ganadora ha sido Dans la maison, de François Ozon, que ha obtenido la Concha de Oro y el Premio al Mejor guión. No obstante, el reparto de los premios de esta edición ha sido una obra de ingeniería, pues casi todas las películas alabadas por la crítica han recibido alguna mención, y el cine español ha sido especialmente premiado. A continuación, os dejo con los miembros del jurado y con el palmarés que han elegido para cerrar este sexagésimo aniversario del Zinemaldia Donostia:

  • CHRISTINE VACHON, presidenta del jurado y productora de la mayoría de las obras de Tod Haynes´.
  • RICARDO DARÍN, actor.
  • MICHEL GAZTAMBIDE, guionista de La caja 507 y No habrá paz para los malvados.
  • MIA HANSEN-LOVE, directora francesa de Le père de mes enfants (El padre de mis hijos) y Un amour de jeunesse (Primer amor).
  • PETER SUSCHITZKY, director de fotografía
  • JULIE TAYMOR, directora estadounidense de Frida, Across de Universe y The tempest (La tempestad).
  • AGUSTÍ VILLARONGA, director de Pa Negre, El Mar, El niño de la luna y Tras el Cristal.

Concha de Oro y Mejor Guión: Dans la Maison

Dans la maison (En la casa) es un juego de espejos que funde realidad y ficción en un mismo plano, convirtiendo en indistinguible el relato de nuestra vida y el relato que inventamos sobre la vida. Dans la maison aborda la relación entre un profesor y su alumno favorito, el cuál empieza a escribir una novela por entregas sobre la familia de un compañero de clase que desprecia. El profesor se sumerge en la lectura, donde el alumno narra su intromisión en el hogar del otro sin permiso y la atracción por la madre del compañero, y termina fundiendo realidad y ficción. Con una fusión de comedia y drama, está basada en la obra de teatro del español Juan Mayorga, y François Ozon se ha alzado con la Concha de Oro y con el Premio del guión, pues él se encargó de la adaptación. En la rueda de prensa, habló sobre la difícil situación del cine español a causa de la subida del IVA, afirmando:

El mundo necesita cine y sobre todo, el mundo necesita cine español.

Premio Especial del Jurado: Blancanieves

Esta adaptación del relato universal de Blancanieves, de los hermanos Grimm, a la realidad española de los años veinte, que ha sido seleccionada para representar a España en los Oscar, era una de las favoritas para la Concha de Oro. No obstante, también es una de las triunfadoras de la noche al alzarse con el Premio Especial del Jurado. Muda y en blanco y negro, se trata de la segunda obra de Pablo Berger, tras Torremolinos 73, y retrata una realidad castiza, rural y tradicional de España, pero a través de la mirada artística, con cierto tono surrealista, de la fotógrafa Cristina García Rodero.

Concha de Plata a Mejor director: Fernando Trueba

Fernando Trueba recurrió al blanco y negro para narrar la relación entre un artista anciano y su joven musa, una española exiliada por la guerra civil que llega de súbito a la Francia ocupada por los alemanes durante la 2ª Guerra Mundial. La puesta en escena, de un elegante blanco y negro, con una iluminación magistral, parece buscar una composición pictórica en ocasiones y recrearse en aspectos sensitivos y dilata el tiempo, buscando el tiempo de la creación artística. Como curiosidad, es preciso señalar que aparecen en el film Claudia Cardinale y mi querida Chus Lampreave.

Concha de Plata a Mejor actor: José Sacristán

José Sacristán le ha arrebatado el premio al mejor actor a Jean Rochefort, el actor que encarna al arista de la obra de Trueba y que se jubila con esta interpretación, la última de su carrera. Aunque era merecedor del premio al mejor actor, la actuación de José Sacristán en El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo, es absolutamente magistral. Encarna a un asesino en las postrimerías de su vida que, al saber que está muriendo, inicia un road trip por Argentina que el director ha descrito como un viaje de un libro de caballerías.

Concha de Plata a Mejor actriz: Macarena García y Katie Coseni

La joven Macarena García se ha alzado con el Premio a la Mejor actriz por su interpretación de Carmen en Blancanieves, la joven que huye de su madrastra y que se suma a una compañía de enanos toreros que comienzan a llamarla Blancanieves. Pero el premio ha sido ex-aequo, premiando a Katie Coseni, una de las actrices de la nueva obra de Laurent Cantet, Foxfire, sobre un grupo secreto de chicas que, en el Nueva York de los años 50, pretenden perseguir sus sueños.

Mejor fotografía: Rhino Season

El director kurdo-iraní Bahman Ghobadi es fijo en el festival de San Sebastián. Ha ganado en dos ocasiones la concha de Oro con Media Luna (2006) y Las tortugas vuelan también. (2004). Y en esta ocasión, presentó Rhino Season, un lírico retrato sobre la salida de la prisión de un poeta kurdo, que decide buscar a su esposa, quien lo cree muerto tras 30 años de reclusión. Ha ganado el premio a la mejor fotografía, y para comprobar sus méritos, sólo es preciso observar el tráiler, donde se vislumbra una maestría en el manejo de la iluminación y la composición del plano, proyectando la ausencia de libertad del personaje a la puesta en escena.

Premio FIPRESCI: El muerto y ser feliz

Javier Rebollo es uno de los directores españoles contemporáneos más interesantes, y siempre hay una búsqueda artística en cada una de sus obras. De ahí que su última obra, El muerto y ser feliz, haya recibido el Premio FIPRESCI de la crítica internacional. Tiene méritos suficientes: cada composición es una muestra de humor absurdo, con un sutil desequilibrio de los elementos, una dilatación del tiempo y, ante todo, una voz en off que parece leer el guión en todo momento y que juega con la verdad y la falsedad.

Mención Especial: The Attack

Una interesante visión del conflicto palestino-israelí, The Attack, de Ziad Doueiri, parte de un médico palestino totalmente integrado en la sociedad judía de Tel Aviv hasta que se produce un atentado que deja 19 muertos. Descubre que la mente que ha diseñado el atentado es su esposa, de quien no sospechaba, y a partir de entonces, debe rehacer su relación con el entorno judío que le rodea.