A por la quinta entrega de Pirates of the Caribbean

Desde que en 2003 se estrenó la primera entrega de la saga de Pirates of the Caribbean– en aquel momento no lo sabíamos pero veríamos a Jack Sparrow en la gran pantalla en cuatro películas – el éxito de esta saga de aventuras de la Disney ha ido en aumento. La cuarta entrega, Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides (2011) recaudó más de 1000 millones de dólares, unos 810 millones de euros, en todo el mundo; por tanto ha nadie le extraña que los estudios Disney hayan confirmado una quinta película de Jack Sparrow.

Se llevaba tiempo especulando con la posibilidad de una quinta entrega y gracias a unas declaraciones de Mariella Pérez, directora ejecutiva de la comisión cinematográfica de Puerto Rico, la Disney ha confirmado el que el proyecto está en desarrollo. Según Pérez la película iba a rodarse en Puerto Rico y el rodaje arrancaría el próximo mes de noviembre. Los estudios estadounidenses se apresuraron a desmentir las palabras de Mariella pero confirmaron la intención de rodar otra película protagonizada por Jack Sparrow aunque hasta dentro de un año no empezarán a trabajar en serio en ello.

El guionista de las otras cuatro entregas, Terry Rossio, ya se encuentra trabajando en el guión pero el resto de la producción está en el aire. La saga no puede entenderse sin la presencia del carismático y polifacético Johnny Depp, actor que ha conseguido convertir a su irreverente e imprevisible pirata en un icono del cine actual. Lógicamente aparecerá en la quinta entrega y también se cree que Penélope Cruz repetirá el papel de intrépida y aguerrida hija de Barbanegra.

No sabemos aún es si Rob Marshall, quien reemplazó a Gore Verbinsky en la cuarta película, volverá a sentarse en la silla del director. Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides recaudó mucho dinero pero su presupuesto era muy elevado, cerca de los 250 millones de dólares y eso podría jugar encontra de su contratación. Si la Disney encuentra otro director capaz de hacer lo mismo por mucho menos tendremos que despedir a Marshall.