Making Off de ParaNorman: los secretos del stop-motion

Pese a los constantes adelantos y a la reducción de costes de la animación por ordenador, la técnica del stop-motion, basado en la filmación del movimiento fotograma a fotograma, sigue en pleno vigor, tal y como demostró Wes Anderson en Fantastic Mr. Fox. Y una nueva prueba de ello es ParaNorman, dirigida por Chris Butler y Sam Fell. Se trata del nuevo proyecto de LAIKA, que ya sorprendió con la misma técnica en Coraline, y que ahora pretende dar un paso más allá a través de un mayor detallismo de la puesta en escena. La obra se estrenará el 17 de agosto en 2D y 3D, pero Yahoo ha publicado un fascinante clip en el que podemos observar el complejo proceso de creación de la técnica del stop-motion:

ParaNorman trata de fundir varios géneros, terror, comedia y zombies, a través de un interesante argumento: Norman es el único muchacho que puede hablar con los muertos, y los habitantes de un poblado asediado por zombies recurren a él para librarles de los ataques. Fue presentada en el pasado Comic-Con de San Diego, donde su director afirmó que el proyecto lleva más de 16 años sobre la mesa, aunque su realización comenzó hace tres años, lo que da muestras del enorme trabajo que lleva consigo esta técnica de animación. Señaló, con tintes irónicos, que el tono del film sería como si John Carpenter, el célebre director de terror, conociese a John Hughes. Y comentó algunas referencias que le inspiraron en la puesta en escena, como The Goshtbusters o The Goonies. En definitiva, la imposible adscripción genérica de este film permite un avance en la historia del cine en stop-motion.

Y como contraste, me parecía interesante mostrar algunos de los primeros cortos de stop-motion de la historia, simplemente para observar los resultados dispares de una técnica que no ha cambiado con el paso de los años. Y uno de sus pioneros fue un español, el turolense Segundo de Chomón. De una forma rudimentaria, pero maestra, el operador de cámara que trabajó en Cabiria (1915), realizando los primeros travellings de la historia con carros, construye en El hotel eléctrico un mundo en el que los objetos toman vida propia y asedian a los habitantes del hotel. El film cuenta con un título que es toda una declaración de intenciones: "Primera película en el mundo sirviéndose del sistema de paso de manivela, inventado por Chomón", señalando la vocación de invención de un género. Os dejo el video de este interesante cortometraje datado en 1908:

También es muy curioso el cortometraje La venganza del camarógrafo, del ruso Ladislaw Starewicz, protagonizado por unos escarabajos en stop-motion que se destruyen a causa de una infidelidad:

Pero con los años fue haciéndose más complejo, como podemos observar en la primera versión de King Kong (1933), animada por Willis O´Brien, otro de los pioneros de la técnica. En este film se recurre a diversos efectos especiales en un mismo plano: stop-motion, transparencias y proyecciones. Son los albores de los efectos especiales. Y el camino ha continuado desde sus precursores por distintos derroteros. Europa del Este, y especialmente la República Checa, es una gran cantera de animadores en stop-motion, entre los que destaca Hermína Týrlová, que recurre a títeres, Jiří Trnka, que utiliza marionetas; y Jan Svankmajer, a través de muñecos y que posee una adaptación de Fausto. Mientras tanto, en EEUU la técnica fue recuperada por Tim Burton en Vincent en los años ochenta y Corpse Bride (La viuda cadáver) en 2005, y también con The Nightmare before Christmas, producida por él. LAIKA parece haber tomado este camino con Coraline y ParaNorman; una ruta a la que todavía le quedan muchos terrenos por descubrir.

Fotos: Extracine