Top 5 Extracine: febrero fue el mes de la animación

Febrero. El mes de los grandes premios: los Goya, los Cesar, los Bafta y sobre todo de los Oscar. El mes en el que comienza la temporada de festivales con la Berlinale como pistoletazo de salida, a la que seguirán otros más reconocidos y emblemáticos como Venecia o Cannes. Suele ser un mes en el que los estrenos de Estados Unidos no son demasiado llamativos, puesto que la mayoría de las películas que copan los principales premios ya han llegado a sus salas, pero que sí tiene una gran importancia para demás países del resto del mundo, que pueden comprobar si todas esas nominaciones de algunas cintas están justificadas. Pero en el Top 5 que hemos elaborado desde Extracine sobre las mejores películas del mes pasado, no hemos mirado demasiado a lo que se ha hecho en Hollywood: sólo dos de las cinco cintas son de Estados Unidos, y ninguna de ellas está entre las tres primeras. El cine no se acaba en Hollywood.

5. The Girl With The Dragon Tattoo

Comenzamos el Top 5 con la última cinta de David Fincher, un director con una gran legión de fans que poco a poco va creciendo según realiza más películas. En esta última se encarga de adaptar el primer libro de la famosa trilogía Millennium, con personajes muy característicos de sus películas: los demonios interiores y la inestabilidad emocional es una constante en su filmografía, por eso parece que encontró un material ideal en las novelas de Stieg Larsson para su última obra. Además, y para no perder la costumbre, nos deja una gran banda sonora compuesta de nuevo por Trent Reznor que encaja a la perfección en cada una de las escenas, especialmente en la de los créditos iniciales.

4. My Week With Marilyn

En el cuarto puesto nos encontramos con otra película realizada en Hollywood, y esta vez nos ubica dentro del star-system más genuino con el biopic de una de las grandes actrices e iconos mediáticos que nos ha dejado el cine: Marilyn Monroe. Todos imaginábamos cuando comenzó la producción que la película serviría para sacar lo mejor de su protagonista, como la ha ocurrido a Meryl Streep en la piel de Margaret Tatcher. Pero la dama de hierro era una dura competidora y, aunque Michelle Williams se muestra a la altura, finalmente se quedó sin galardón. Esto no es óbice para reconocer que la actriz hace un magnífico papel, sobre todo teniendo en cuenta su complejidad, y que se ve redondeado por unas tramas y una puesta en escena que se disfrutan como una fruta jugosa.

3. No Habrá Paz para los Malvados

Con la medalla de bronce nos encontramos una producción española, la gran ganadora de los últimos Goya. Enrique Urbizu ha demostrado a lo largo de su carrera su gran pasión por el cine de suspense, y sobre todo por conseguir crear películas a la altura de los grandes ejemplos de cine negro clásico. Poco a poco ha ido perfeccionando su técnica, sus guiones y su puesta en escena, y todo ello se puede comprobar a la perfección en su última obra, rodada con gran detallismo y sobre todo con un ritmo pausado pero constante. Esto, unido a la gran interpretación de José Coronado como Santos Trinidad, han conseguido que la película de Urbizu se merezca estar en este tercer puesto.

2. A Separation

Desde que se pudo ver por primera vez en el Festival de Berlín de 2011 (donde se alzó con el Oso de Oro a Mejor Película y sendos premios para sus intérpretes), la cinta iraní no ha dejado de conseguir premios por cualquier ceremonia por la que pasaba. El último de ellos fue el Oscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera, donde también estuvo nominada a Mejor Guión Original. Pero todos estos premios no han sido en vano, puesto que es una cinta que realmente se lo merece ya que consigue que el espectador empatice con los dos protagonistas pese a las diferencias sociales y culturales que pudieran existir. Afortunadamente nos encontramos en un momento en el que están apareciendo grandes cineastas en el Medio Oriente, muy concienciados con la situación que se vive en sus países de origen, y por supuesto Asghar Farhadi es uno de ellos.

1. Arrugas

Estoy seguro de que muchos de vosotros compartiréis conmigo la sorpresa que supuso el pasado Goya a Mejor Guión Adaptado a Arrugas. ¿Una película de animación alzándose con uno de los premios importantes?¿Por fin una academia dejaría de lado los prejuicios y comenzaría a juzgar las películas animadas como una obra más? No se qué ocurrirá en los próximos años, o si esto será una constante o no, pero desde luego los votantes de los pasados Goya supieron reconocer el gran trabajo que se esconde en el guión de Arrugas, basado en el cómic homónimo de Paco Roca. Con una estética similar a las películas de Sylvain Chomet, nos narra la historia de un grupo de ancianos que intentan hacer todo los posible para que sus últimos días en el geriátrico sean lo más agradables posibles, aunque para ello tengan que recurrir a planes de lo más disparatados. Sin embargo, el argumento va más allá y es todo un canto a la vida, al carpe diem, al disfrute del momento y a saber valorar en su justa medida lo que tenemos. Eso es lo que hemos hecho nosotros con esta película, valorarla como se merece, y creemos que debe estar por méritos propios en el número uno de febrero.