Whitney Houston nos ha dejado a los 48 años

Sabemos que Whitney Houston nunca pudo ser declarada actriz como tal, ya que su profesión no era otra que la de cantante, pero todos tenemos en la memoria su interpretación en la película The Bodyguard, que causó mucha repercusión y aceleró la popularidad de la actriz y del actor Kevin Costner, que ya había triunfado con su Robin Hood. Ahora, y tras la decadencia de su carrera y de su vida privada, ya no habrá más futuro como actriz, tal y como podríamos haber pensado en cuanto realizó su primer gran papel, ya que nos ha dejado esta noche día 11 de febrero de 2012, a los 48 años de edad.

Los detalles de su muerte todavía no se han aclarado, aunque de todos es conocida su adicción a ciertas sustancias de la que no se había recuperado.

Whitney Houston nació en New Jersey en 1963 y comenzó su incursión en el mundo de la música gracias a su madre y su tía, que pertenecían a una coral de iglesia. En 1983 firmó con Arista Records su primer contrato discográfico, pero no fue dos años después cuando comenzó su carrera discográfica con su primer trabajo (Whitney Houston).

Años más tarde, en 1992 comenzó su carrera en el mundo del cine gracias a conseguir el papel protagonista de The Bodyguard, junto a Kevin Costner. En un principio, el papel principal recaía en la cantante Madonna, pero el actor se negó a volver a realizar una película junto a la cantante, ya que habían compartido grabación en la película Truth or Dare un año antes y no la soportaba, así que los productores decidieron elegir a Whitney para encarnar a una estrella del pop, personaje que le dio mucha más popularidad que ya que ya tenía con su música. La banda sonora de la película también tuvo muy buena acogida, en la que participaba con muchas de las canciones que aparecían en la película, vendiendo unos 48 millones de copias en todo el mundo.

En ese momento, su vida personal iba viento en popa, al igual que su carrera, y se casó con Bobby Brown, con el que tuvo una niña.

Más tarde participó en la película, dirigida por Forest Whitaker en 1995. Waiting to Exhale fue una adaptación de una novela en la que también podíamos ver a Angela Bassett. Al igual que en su primera obra, el film iba acompañado en una banda sonora, en la que Whitney Houston también participaba con tres canciones y teniendo buena acogida.

En 1996 protagonizó The Preacher's Wife, junto a Denzel Washington, en la que hacía de esposa de un predicador. La película estaba dirigida por Penny Marshall. Acompañándola, también se incluyó una banda sonora, esta vez tipo gospel.

Su carrera como actriz finalizó con esta película aunque su vida siguió ligada al mundo cinematográfico. En 1997 realizó una adaptación musical de Cinderella para la televisión. Aunque no llegó mucho más allá de las fronteras estadounidenses, la película, producida por la productora nacida de la asociación de ella y su marido bajo el nombre Brown House, tuvo una acogida de 60 millones de telespectadores y consiguiendo siete nominaciones a los Emmy. Whitney protagonizaba la cinta junto a actrices como Brandy y Whoopi Goldberg.

En 1997 realizó la canción principal de la banda sonora de Price of Egypt junto a la también cantante Mariah Carey. Juntas cantaron la esperada When You Believe, unión que se esperaba ya que hasta el momento eran las dos grandes voces del R&B femenino. La canción ganó un Oscar en 1999.

En los siguientes años, Whitney siguió lanzando discos, al igual que su vida comenzaba a tambalearse. Preocupaba además su imagen, que se veía deteriorada año tras año. En el 2002, la actriz y cantante declaró que sufría malos tratos por parte de su marido y que abusaba de sustancias ilegales, como marihuana y cocaína.

En el mundo del cine continuó haciendo trabajos, ya que produjo las películas The Cheetah Girls y The Princess Diaries 2: Royal Engagement en el 2003.

Un año después decidió ingresar en un centro de rehabilitación, reingresando más tarde en 2005.

Tras su separación de Bobby Brown, Whitney parecía dispuesta a volver a su carrera y a su nueva vida, volviendo con un nuevo disco y apareciendo ante los espectadores con una imagen mejorada, aunque claramente se veía el deterioro físico que había sufrido en los últimos años. Lanzó varios discos más tarde y, aunque nunca consiguió la aceptación que en sus buenos años de carrera, no desistía.

En la actualidad tenía previstos dos trabajos más cinematográficos, un re-make de la película Sparkle, que parecía estar rodando en la actualidad, y la secuela de Waiting to Exhale, que llevaría por nombre Getting to Happy

Finalmente estos proyectos se han quedado en el aire, ya que Whitney Houston falleció hace unas horas en el Beverly Hilton Hotel, lugar en el que iba a asistir a la fiesta de Clive Davis.