Gary Shore dirigirá Dracula Year Zero

Si hay un personaje de ficción que ha ganado una sobrexposición importante en el cine y la televisión es el Vampiro. Cansados ya no solo de que se los meta en cuanto proyecto de géneros "sobrenaturales" ronde, sino que además se les haya despojado de toda característica que provoque miedo, el simple hecho de escuchar la palabra "vampiro" echa para atrás cualquier entusiasmo por cualquier argumento posible.

Pues bien, luego de que el proyecto que Universal Pictures tenía en un principio en manos de Alex Proyas con Sam Worthington como protagonista y que había finalmente quedado en una pausa por cuestiones de presupuesto, vuelve a iluminarse, quizá gracias a esta moda vampírica, para traernos- quiero creer- una historia que, como bien reza su título, vuelva a resarcirse de aquel personaje que en un principio fue pesadilla de unos cuantos espectadores.

¿Y por qué sería esta una película de vampiros que sí valdría la pena?, pues básicamente porque contará la historia del príncipe Vlad de Transilvania, aquel que en el siglo XIV diera origen al mito del vampiro, quien dará un paso hacia la oscuridad para salvar a su familia y reino. Proyas en su momento había expresado que el film trataría sobre la evolución de Vlad hacia el monstruo que Drácula llegó a ser. Eso sí tiene un poco más de sabor.

Universal ya se encuentra abocado a charlar con Gary Shore para que dirija este film que finalmente no contará con la presencia de Worthington. El único inconveniente que podría afrontar el proyecto es que Shore no cuenta más que con un corto en su experiencia tras la cámara; siendo este su primer largometraje junto a un gran estudio deberá mostrar una mano sólida para que la audiencia no vuelva a resoplar cada vez que se le presenta un vampiro por delante. Pero Shore cuenta con Mike De Luca en la producción, un más que experimentado empresario que estuvo detrás de exitosísimas películas como American History X, Boogie Nights o la reciente Moneyball.

Collider ha charlado con De Luca y podemos tener algunos detalles sobre lo que este film ofrecerá.

Los guionistas llegaron con este ingenioso enfoque que combina el Dracula histórico con el de Bram Stoker. Asique narra los esfuerzos del joven príncipe, Vlad de Transilvania por evitar que el imperio Otomano use a su pequeño país como paso principal para invadir Europa. Hay una base histórica para todo en el guión, pero cuando se encuentra acorralado y no sabe cómo mantener a los turcos fuera de su territorio (..) en un momento de desesperación mira hacia el pico de una montaña de la que los gitanos decían que estaba embrujada y llena de magia negra. Él nunca había creído esas leyendas pero en un momento de desesperación asciende a ella para ver si era cierto que hubiera algún tipo de poder que él pudiera usar contra los ejércitos invasores. Y encuentra algo que lo vuelve el Drácula que conocemos y usa ese poder para pelear contra los turcos luego de ser convertido.

Esta es una buena historia que si logran construirla bien, con un reparto llamativo y un aspecto visual acabado podría ser realmente un bombazo. El propio De Luca la describió como

Está escrita literalmente a la escala de Braveheart con Dracula, tiene muchos ejércitos. Hay mucha acción sobrenatural. Es maravillosa. Como una historia de amor épica. Tiene todo lo que uno quisiera de un film como este pero es grande asique estamos tratando de llevarla a cabo de la manera más eficiente.

Por el momento no se sabe quién podría reemplazar a Worthington, o quién interpretará al antagonista que dicen tendrá el personaje de Vlad, pero promete ser un proyecto al que tendremos que estar atentos.