TGIF: canciones ilustradas para mutaciones musicales

¿Cómo? ¿Me lo puede repetir? Sí. Canciones ilustradas. Es lo que tiene navegar por la red. De aquí llegas allá y, sin saber como, acabas en una página tan interesante como Kinodelirio, cuya "temática nuclear es el cine en toda su amplitud". Un blog en el que no se entiende "el cine como fenómeno aislado respecto de cualquier otra expresión artística o de pensamiento", por lo que sus "contenidos pueden relacionarse abiertamente más allá del cine y las imágenes". Y es uno de sus editores, Roberto Amaba, quien ha desarrollado un proyecto tan sencillo y bonito como estas canciones ilustradas en las que tomando de base un tema rock o pop popular, ilustra con imágenes de todo tipo de películas los diferentes versos de la letra de la canción.

Quizás una propuesta como estas mutaciones musicales no vaya a ser demasiado popular entre el publico que entiende el cine como un mero entretenimiento, pero seguro que cinéfilos y cinéfagos empedernidos disfrutan intentando reconocer las películas que se esconden detrás de cada fotograma, además de con las asociaciones que el autor hace entre versos e imágenes, que denotan el tiempo y dedicación que el autor a dedicado a cada uno de los temas.

El ejercicio se elabora a partir de un meme, el neologismo acuñado por el teórico Richard Dawkins en The Selfish Gene por su similitud fonética con gene -gen en inglés. Se trata de una unidad teórica de información cultural que se transmite entre individuos o generaciones. Un concepto ampliamente utilizado en Internet, dadas las conexiones y enlaces que se establecen de una página a otra en el intercambio de información y conocimientos. En su primeros canción ilustrada Roberto Amaba enumeraba sus características de la siguiente manera, sirviendo, asimismo, como explicación de su propuesta:

  1. Un verso de una canción, un fotograba de una película
  2. La relación debe estar más o menos justificada (temática, iconográfica, simbólica)
  3. Se pueden usar tantas películas como se quiera
  4. En caso de apuro o por pura conveniencia, se podrán unir o partir versos y estrofas
  5. Libertad para eludir elementos (estribillos cansinos, onomatopeyas, etc.)
  6. El meme e puede desplegar hacia cualquier representación artística y literaria
  7. En cualquier caso, e debe identificar la canción y cada una de las imágenes utilizadas
  8. Formato abierto: risa, mosaico, viñetas, fotomontaje, Power Point, slideshow, vídeo, etc.
  9. Conviene enlazar o insertar el audio correspondiente.

Lo que empezó con la intención de ser una mera trilogía ha acabado teniendo cuatro entradas:

  1. El meme: a partir de la canción Stay Free, interpretada por The Clash.
  2. El bis: ilustrando American Pie, iterpretado por Don McLean.
  3. La trilogía: partiendo del cinematográfico tema Bette Davis Eyes, interpretado por Kim Carnes.
  4. La revolución de los frames: en donde se ilustra Good people, interpretado por Jack Johnson.