Primera imagen oficial del nuevo Bond

Muy reveladora. Así es como podíamos definir la primera imagen oficial que se ha publicado de la esperada vigésimo tercera entrega de la saga de James Bond, que finalmente llevará el título de Skyfall. No hace falta conocer el argumento, ni más detalles de la trama: simplemente con ver esta imagen ya podemos hacernos una idea de todo lo que sucederá en la cinta. De hecho creo que se han pasado dándonos información (nótese el sarcasmo).

Y es que las productoras guardan celosamente todo lo relacionado con sus grandes producciones, por lo que durante la campaña de promoción no quieren revelar demasiados detalles sobre la obra final, sólo los necesarios para convencer al público de que la vea. Así, con la primera imagen oficial de cualquier película, apenas podemos hacernos una idea de cómo será el resultado final, de qué diferenciará este nuevo James Bond de los anteriores. Lo mismo ocurrió con la primera imagen de The Bourne Legacy, donde simplemente veíamos al protagonista en un momento de no-se-sabe-cuándo haciendo no-se-sabe-qué.

Pero lo importante es que el rodaje de Skyfall sigue en marcha, que ya ha superado todas las penurias económicas que lo ralentizaron y que el 9 de noviembre podremos disfrutarla en la gran pantalla (salvo cataclismos de última hora). Como ya sabíamos, la cinta contará no sólo con Daniel Craig como protagonista, interpretando por tercera vez al emblemático personaje, sino también con unos antagonistas que serán lo más atractivo de la cinta. Sam Mendes ha sabido rodearse de una buena dupla para los villanos que sin duda marcarán el punto fuerte de la película: Ralph Fiennes y Javier Bardem.

Por todos es sabido que a Fiennes le encantan los papeles de villano, da igual de qué tipo, y que los interpreta magistralmente. Y qué decir de Bardem. Cuando hablamos de antagonistas a todos se nos viene a la mente su oscarizado papel en No Country for Old Men, ese sádico personaje que no dejaba títere con cabeza.

Aunque aún tendremos que esperar bastante para verla en el cine, y sobre todo con todos los estrenos que nos tienen que llegar antes y que nos mantendrán distraídos, es una cinta que tendremos que apuntar en nuestro calendario como de visión obligada, puesto que con todos los que han conseguido reunirse en la misma producción seguro que el resultado será más que satisfactorio.