Lovelace: un reparto cada vez más calentito

Si caliente debía estar el set de rodaje de Deep Throat, no cabe duda de que el de Lovelace, la película a dirigir por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, que dará cuenta de la vida y milagros de la inefable Linda Lovelace, promete estar a la misma altura. Si progresivamente se han ido confirmando las presencias de Amanda Seyfried como la portentosa Linda, Peter Sarsgaard como Chuck Traynor, marido de Linda y promotor de que la actriz ingresara en la industria cinematográfica del porno, y Sharon Stone como la madre de Linda, que aportara la genética y ¿predisposición? para la realización de semejantes proezas de su voluble hija, seguimos comprobando cómo aumenta su reparto, iniciada ya la fase de producción de la película.

Si el mes pasado comentábamos que James Franco, quien inicialmente iba a protagonizar la película junto a Kate Hudson, estaba disponible para un cameo en el que interpretaría a Hugh Hefner, el carismático fundador de una publicación tan apreciada por el público masculino como Playboy, ahora es la no menos inefable Demi Moore, quien confirma que también tendrá un cameo en la película. Su personaje será el de la polémica activista Gloria Steinem quien también fundara otra polémica revista, Ms., en la que publicara el artículo titulado The Real Linda Lovelace. La oportunista Gloria proclamaba que la inocente Linda Lovelace había sido coaccionada para ingresar en la industria del cine porno como consecuencia de una relación de abuso por parte de su marido, quien le había obligado a hacer todo lo que hizo. Todavía resuenan en mi cabeza las palabras de Linda Lovelace cuando decía aquello de que había rodado las secuencias de Deep Throat a punta de pistola (Jo, nena, pues a pesar de la presión lo hacías realmente bien). Posteriormente se comprobaría que sus palabras fueron exageradas en un afán de sensacionalismo.

Pero si la aportación de Demi Moore será corta (gracias a Dios), no lo serán las de Adam Brody y Eric Roberts. Tras participar en numerosas series de televisión y filmes como Mr. & Mrs. Smith, Jennifer's Body o Scream 4, el californiano Adam Brody se incolora al reparto de Lovelace para interpretar a Harry Reems, quien inicialmente sólo iba a participar en la producción de Deep Throat, pero que debido a sus extraordinarias dotes físicas, acabó siendo el Dr. Young, personaje que descubría el problema físico por el que Linda -puesto que Linda hacía de si misma- no conseguía llegar a un orgasmo: su clítoris no se encontraba alojado en su vagina, sino en su garganta.

Quizás algunos le conozcan como el hermano de la novia de América, Julia Roberts, quizás otros le recuerden por su efímero paso por producciones recientes como The Expendables o The Dark Knight, quizás algunos le hayan seguido en series de televisión como Crash o Heroes, pero no deja de tener gracia que Eric Roberts, quien comenzaba brillantemente su carrera cinematográfica con Star 80 interpretando a Paul Snider, quien consiguiera hacer de su novia Dorothy Stratten, una auténtica chica Playboy para después comprobar como ella iniciaba una prometedora carrera como actriz que él mismo sesgaba asesinándola, vaya a interpretar en Lovelace a un detective experto en detectar mentiras. Pero cómo, ¿acaso alguien miente en esta historia?