Prometheus deuda es: primer tráiler

Después del tráiler de The Dark Knight Rises y el de The Hobbit, por fin nos llega el de Prometheus, la producción diridida por Ridley Scott que nos devuelve, aunque sólo sea por seis minutos - según él- al universo que creara en Alien, unas de las obras maestras del cine de terror y ciencia-ficción, así como del cine contemporáneo.

Prometheus es una de las películas más esperadas del próximo año que tiene como fecha de estreno el próximo 8 de junio. Protagonizada por Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron, Idris Elba y Guy Pearce, la historia de Prometheus se desarrolla en el año 2058, en el que un grupo de exploradores descubre lo que parece ser indicios del origen de la humanidad, que les llevará a investigar el lugar más recóndito del Universo en el que librarán una batalla por salvaguardar el futuro de nuestra raza.

Visto el tráiler, no puedo más que restar importancia a las palabras de Ridley Scott sobre si es o no una precuela de Alien, pues por muy fugaces que sean algunas de las imágenes que se muestran, no hace falta ser un espectador avispado para reconocer perfectamente gestos, atmósferas y lugares comunes, no sólo con la película de 1979, sino con la secuela que dirigiera James Cameron. Incluso la manera en la que va a pareciendo progresivamente el título de la película enlaza, indiscutiblemente, con los flamantes e inquietantes créditos que Saul Bass creara para Alien.

El tráiler de Prometheus no solo no defrauda, sino que es tremendamente excitante y perturbador, emplazándonos para un segundo tráiler que nos muestre más y mejor, así como nos desvele alguna pista más consistente sobre los derroteros por los que va a desarrollar el argumento ideado por Damon Lindelof, quien fuera uno de los guionistas de la serie Lost y que nos prometiera que no se canibalizaría con la historia que se desarrolla en Alien. Mientras tanto voy a poner el tráiler en modo bucle para verlo repetidamente, indagando así en todas y cada una de las imágenes y momentos que se van mostrando, o poder entrar en un mantra que me inmunice para soportar la espera por la película.