Mia Wasikowska podría moverse de Stoker a Oldboy

¿Quien iba a decirnos que aquella jovencita que protagonizaba hace un par de años una de las películas menos valoradas de Tim Burton, Alice in Wonderland, iba a dar tanto que hablar? Trabajadora incansable, Mia Wasikowska ha ido compaginando un rodaje tras otro, lo que le ha llevado a integrar el reparto de una de las películas más aclamadas del año pasado, como The Kids Are All Right, y estar presente en tres de los estrenos más interesantes de este mismo año, como la revisión que Cury Fukunaga ha realizado de Jane Eyre, la última película de Gus van Sant, Restless, a pesar de que llegue después de un frío recibimiento en el circuito de festivales, o la muy esperada Albert Nobbs. No se les habrá ocurrido pensar que después de tal recorrido la actriz de origen australiano iba a tomarse un respiro. Pues no, ya que está de buena racha, ¿por qué no seguir adelante?

El año que viene tendremos oportunidad de verle en dos nuevas películas. Por un lado está Wettest Country, dirigida por John Hillcoat y en la que tendrá de compañeros de reparto a Tom Hardy, Gary Oldman, Shia LaBeouf, Guy Pearce y Jessica Chastain -otra de las chicas que no paran últimamente en Hollywood-. y que, desarrollada en la época de la Gran Depresión del siglo pasado, cuenta la historia de una banda que trafica con alcohol a quienes las autoridades les exigirán parte de sus beneficios. Por otro lado, ha participado en el rodaje de Stoker, la primera película estadounidense de Park Chan-wook, en la que, trabajando junto a Nicole Kidman y Dermot Mulroney, interpreta a una joven afectada por la muerte de su padre que tiene que vérselas con un tío que aparece misteriosamente para conocer a la familia.

Y aquí es donde viene la gracia pues acaban de ofrecerle participar, precisamente, en el remake que Spike Lee está preparando de la película que diera a conocer internacionalmente a Park Chan-wook: Oldboy. Una producción que, considerando que debiera ser un proyecto interesante, dado su precedente y el director al mando de la nueva versión, le está costando un poquito más de la cuenta conseguir a los miembros principales de su reparto.

Y es que, antes que a Mia Wasikowska, fue a Rooney Mara a quien le ofrecieran hacer de Mi-Do, tal y como se llamaba el personaje en la película coreana. De la misma manera que si primero tuvimos que imaginarnos a Christian Bale haciendo del malo de la película, después tuvimos que intercambiarlo por las facciones de Colin Firth, para que ahora se lo hayan ofrecido a Clive Owen. El único que por el momento se ha comprometido a participar en el proyecto es Josh Brolin, que interpreta el mismo personaje que inmortalizara Choi Min-sik.

Si las dos primeras películas que vi de Mia Wasikowska no me estimularon en absoluto, lo cierto es que su interpretación en Jane Eyre y en Albert Nobbs me han hecho valorarla como una actriz muy intensa capaz de trasmitir la fuerza e inteligencia de su personaje, en el caso de la primera, así como la ingenuidad y la ignorancia del de la segunda, por lo que me parece una candidata más que perfecta para este personaje. ¿Aceptará Wasikowska el papel o tendremos que imaginarnos a otra actriz en el remake de Oldboy? ¿Será Clive Owen su…? No, mejor no decirlo, aunque tiene delito no saberlo a estas alturas.