Las mejores comedias de 2011

Seguimos con nuestros especiales de las mejores películas de 2011 por géneros, y esta vez le toca el turno a las cintas cómicas. La comedia siempre ha sido un género muy infravalorado, puesto que muchos creen que hacer reír es fácil. Ni mucho menos, y una buena escena cómica, con gags concienzudamente preparados requieren un trabajo previo elaborado y complejo, aunque siempre hay excepciones.

Desde hace unos años en Hollywood están trabajándose cada vez más estas cintas y nos encontramos con algunos casos que no sólo buscan la risa fácil del espectador con chistes guarros, sino que también buscan contar una historia, con unos personajes que evolucionen a lo largo de la trama, mostrando respeto por el espectador. Sin embargo, este año tampoco ha sido muy prolífico en este tipo de cintas dentro del género, pero hay algunos ejemplos que podemos salvar:

Paul

La última cinta de Greg Mottola supuso una vuelta de tuerca a las películas de aliens parodiándolas, pero siempre desde el más estricto respeto. Además contaba con el aliciente de que estaba escrita por Simon Pegg y Nick Frost, que tras cuatro años de proyectos independientes volvían a trabajar juntos ante las cámaras. Con este trío de ases trabajando en una misma obra no podíamos tener las expectativas más altas y, aunque en algunos puntos defrauda, también nos dejó algunas escenas realmente cómicas y originales, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

Bad Teacher

Ya hablamos en Extracine del hilarante sarcasmo irreverente de la cinta protagonizada por Cameron Diaz, y eso es precisamente lo que pretendían sus creadores. Tratando la superficialidad en la que nos encontramos actualmente pero siempre con ácidas críticas y con momentos desternillantes, la actriz demostró que sabe desenvolverse perfectamente en las comedias gamberras como ya demostró en la mítica There's Something About Mary. Al menos la película entretenía y sabía donde dar para hacer daño.

The Hangover 2

Aunque no contaba con la frescura que tanto impactó de la primera entrega, también hay que reconocer que The Hangover 2 reunía algunos de los momentos más divertidos que nos hemos encontrado este año en el cine. Entretenía, pero no sólo eso, como en la primera parte nos trasladaba a un mundo de locura desenfrenada, de noches en blanco y de despedidas de soltero memorables que nos mantenían inmersos durante todo el metraje. Con el espectador sin poder apartar los ojos de la pantalla, el único límite estaba en la imaginación de los guionistas y en las surrealistas situaciones en las que meterían a los personajes. Afortunadamente el trío protagonista y el director repitieron en esta secuela, lo que era suficiente argumento para disfrutarla.

Horrible Bosses

La película contaba con un reparto espectacular: Jason Bateman, Charlie Day, Jason Sudeikis, Jennifer Aniston, Colin Farrell Kevin Spacey y Jamie Foxx. Con estos intérpretes, cada uno interpretando a personajes distintos, poco más hacía falta para conseguir una buena película. Sin embargo, por muchas situaciones surrealistas que se dieran, y por muchos clichés que se reutilizaran, no termina de despegar del todo. Es entretenida, sí, y la premisa es bastante interesante, pero también nos quedamos con la sensación de que se podía haber conseguido algo más (sobre todo si se hubieran descartado algunos chistes fáciles).

Crazy Stupid Love

Otra cinta que contaba con un gran reparto, en el que se incluían intérpretes como Ryan Gosling o Julianne Moore. Al igual que la anterior, el director contaba con buena materia prima ante las cámaras, sólo que esta vez sí que les supo sacar provecho. Aunque no es una cinta cómica cien por cien, sí que cuenta con numerosas escenas cómicas que se alternan con otras dramáticas, pero todo el conjunto está impregnado de ese aire a broma y parodia de la historia de los protagonistas que inevitablemente la hacen encajar dentro del género.

Hall Pass

Hacía cuatro años que los hermanos Farrelly no se ponían tras las cámaras para dirigir una película. Por ello, con unos directores tan reconocidos dentro del género, también merece la pena rescatar su última cinta. La película tiene mucho de su estilo, de ese humor gamberro que tanto les ha caracterizado en su carrera, pero también es verdad que se han suavizado un poco, que ya no buscan la provocación fácil. Aunque en esta ocasión intenten conseguir una cinta un poco más elaborada, que no se restrinja a los típicos chistes, no termina de sentarles bien este cambio y las partes más cercanas a su estilo son las destacables. Veremos por dónde continúan con próximas obras.

Bridesmaids

Si tuviera que elegir la mejor película cómica que hemos tenido este 2011, me quedaría sin duda con Bridesmaids. La cinta de Paul Feig, un auténtico conocedor del género y realizador de grandes obras tanto para cine como para televisión, lo tiene todo para alzarse con ese honor: una historia interesante, unos personajes profundos y bien trabajados, una trama que cambia y que enriquece la historia. Y lo mejor de todo es que todo ello se da con momentos realmente cómicos, ayudados por el estupendo reparto de damas de honor que el director ha sabido reunir para la ocasión. Momentazo para el recuerdo queda el concurso de discursos que tienen Kristen Wiig y Rose Byrne para quedar como la mejor amiga de la novia. Disfrutadlo: