Lovelace: luz verde tras completar reparto y director

Si al principio costó un poco poner en marcha una producción como Lovelace, biopic de la inefable protagonista de Deep Throat, una de las más películas pornográficas más populares de todos los tiempos, poco después de la confirmación de sus principales protagonistas, interpretados por Amanda Seyfried como Linda, Peter Sarsgaard como Chuck Traynor, su marido quien ella afirmaba le había obligado a introducirse la pornografía -con semejantes dotes no me extraña- y Sharon Stone que hará las veces de su madre, el proyecto parece haber cogido carrerilla. Y no sólo para terminar de reclutar a su reparto, sino como para conseguir no uno, sino dos directores al mando del proyecto e interesar a James Franco para hacer un cameo en la película.

De Linda Lovelace a Linda Marchiano

Esta misma semana se ha puesto en marcha la producción de la película a partir de un guión de W. Merritt Johnson y Andy Bellin que adapta la biografía de la actriz que Eric Danville publicó con el nombre de The Complete Linda Lovelace. Lovelace contará la historia de Linda desde el punto de vista de tres personajes diferentes que ilustrarán sobre varias etapas de su vida entre las que se encuentran el período en el que, con el nombre de Linda Lovelace, se convirtió en un icono sexual tras el estreno de Deep Throat, en 1972, para continuar con su posterior transformación en feminista y activista antipornográfica, con el nombre de Linda Marchiano. Sin duda una historia con un rocambolesco giro de guión que la convierte en un material altamente atractivo e inflamable como para dejarlo pasar.

Los nuevos integrantes del reparto

Se suman al reparto de Lovelace actores como Hank Azaria, poco reconocible por su labor como doblador de numerosas películas y series de televisión animadas entre las que se encuentran The Simpons o Hapy Feet Two, pero al que habrán visto haciendo de Gargamel en The Smurfs, que hará de Jerry Damiano, quien fuera director de Deep Throat; Bobby Cannavale -cuyo título más reciente quizás sea Win Win- y Chris Noth -conocido principalmente por interpretar a Mr. Big en Sex and the City, la serie y sus películas- se pondrán los zapatos de Butchie Peraino y Anthony Romano, quienes fueran los productores de la película dichosa; y Robert Patrick -quien se diera a conocer como T-1000 en Terminator 2: Judgment Day-, que todavía no ha trascendido el personaje que interpretará.

Comentar que Wes Bentley, al que conociéramos como aquel tímido vecino de al lado en American Beauty pondrá voz y, sobretodo, cuerpo a Larry Marchiano, el que fuera coprotagonista de Linda Lovelace en la polémica película. La gracia con la inclusión de este último en el reparto es que el año pasado protagonizaba una película como There Will Be Dragons, que producía el Opus Dei.

Los directores

Una película que estando basada en unos hechos reales, será la segunda película de ficción de Rob Epstein y Jeffrey Friedman, que debutaban hace poco más de un año en la ficción cinematográfica con Howl. Si su trayectoria como documentalistas es impecable gracias a títulos como The Times of Harvey Milk -en el caso del primero- o The Celluloid Closet -ya con ambos al mando del proyecto-, lo cierto es que, por lo menos a un servidor, le quedara un poquito de mal sabor de boca después de Howl, por lo que igual no me hago demasiadas ilusiones.

El cameo

Aunque, en parte, el sentimiento de fraude tras ver Howl partiera de la sobreactuación del protagonista de la película, James Franco. Él fuera la primera opción para interpretar el personaje que finalmente ha ido a parar a manos de Peter Sarsgaard, pero que ha terminado por interesarse en participar en el proyecto con un personaje mucho más pequeño, aunque tan relevante como Hugh Hefner, quien fuera fundador de la revista Playboy.