Las tres mejores interpretaciones de Tom Cruise

Mientras que en medio mundo la cuarta entrega de las aventuras del agente Ethan Hunt (Mission Impossible: Ghost Protocol) arrasa en la taquilla, su protagonista, Tom Cruise se encuentra de gira promocionando el film dirigido por Brad Bird. Aprovechando que Cruise se encuentra en un momento muy dulce de su carrera, con un nuevo éxito entre manos, en Extracine queremos hacer un repaso a su filmografía destacando las tres mejores interpretaciones que la mediática estrella hollywoodiense ha realizado en la gran pantalla.

Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles (1994)

Se trata de la primera adaptación de la famosa saga de novelas vampíricas escritas por Anne Rice. Neil Jordan se rodeó de un plantel de prometedoras estrellas de cine como Brad Pitt, Antonio Banderas, Christian Slater y Kirsten Dunst. Para atraer a las masas al cine recurrió a un actor joven, carismático y con muchos seguidores para interpretar el papel, fundamental en la historia, de Lestat, el elegido fue Tom Cruise. Cuando Anne Rice supo que Cruise iba a interpretar al elegante, sibilino, mordaz y pícaro Lestat puso el grito en el cielo pero tuvo que admitir que el actor realizó una magnífica interpretación.

Un Cruise teñido de rubio y muy pálido dio vida a un personaje bombón que, sin ser el absoluto protagonista de la historia, sobresale sin dificultad por encima de sus compañeros de reparto. Lestat es un vampiro receloso, soberbio, con una personalidad caprichosa e infantil que disfruta matando y recreándose en la miseria humana, un ser elegante, sensual y sexual, capaz de seducir a cualquiera con una mirada o un gesto. Un vampiro que se pasea por el tiempo disfrutando de todos los placeres que la inmortalidad le ofrece. Tom Cruise supo captar la esencia de un ser lleno de contradicciones, complejos y manías. Lo hizo suyo y convenció tanto a la crítica como el público. Hay que decir que ningún otro miembro del reparto está a su nivel y que únicamente la jovencísima Kirsten Dunst es capaz de darle la réplica.

Magnolia (1999)

Paul Thomas Anderson dirigió a finales del siglo XX una de las mejores películas corales sobre la soledad y el amor que he visto en una pantalla de cine. En un reparto plagado de grandes nombres como Jason Robards, Julianne Moore, William H. Macy o Philip Seymour Hoffman. Junto a estos monstruos de la actuación Cruise brilla con luz propia, y es que el papel que le reservaron es todo un desafío, que le valió una nominación a los Oscar como Mejor Actor Secundario y el Globo de Oro en la misma categoría.

Lo cierto es que su Frank Mackey es el personaje más inolvidable de Magnolia, mezcla de telepredicador y supermacho que todo lo puede que vende su "Seduce y Destruye" a hombres con la autoestima por los suelos. Su actuación es verdaderamente refrescante y sorprende y conmueve. Mackey es un personaje que cala hondo y que no es más que un desgraciado incapaz de superar el abandono de su padre (Jason Robards). Su hermetismo y negación se quiebran sacando a flote su necesidad de amor y de perdón hacia el final de la película, es entonces, cuando se reconcilia consigo mismo y su pasado a los pies de la cama de su padre moribundo.

Collateral (2004)

Intenso thriller de acción protagonizado por un siniestro Tom Cruise acompañado de un muy efectivo Jamie Foxx. Vincent (Cruise) se sube en el taxi de Max (Foxx) con el encargo de matar a varias personas. Un trabajo que le llevará por toda la ciudad y en el que implicará a Max. Cruise es el malo de la función e infunde miedo y respeto tanto en Max como en sus víctimas. El actor resulta creíble y es clave para que la película funcione, sin él, sin su carismática interpretación, Collateral no hubiese sido lo mismo, la estrella se deja la piel en el personaje, Vincent era el primer villano de Cruise (aunque Lestat podría considerarse un villano) y lo borda dejando un buen sabor de boca en el espectador, incluso consigue que te olvides de que estás viendo a Tom Cruise.