Las 10 escenas más impactantes del 2011

Seamos apenas meros espectadores o cinéfilos empedernidos, lo cierto es que hay escenas en el cine que jamás se nos borrarán de la memoria. Algunas pueden ser impactantes desde lo visual, por su violencia, por la sorpresa con que surgen,otras porque no las esperábamos o porque nos revela algo que jamás hubiésemos previsto. Con eso en mente, y sabiendo lo difícil que es elegir unas y dejar de lado otras, hoy les propongo 10 escenas impactantes que este 2011 nos ha brindado el cine.

Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 2

Harry Potter and the Deathly Hallows part 2

La historia del mago llegó a su fin este año brindando finalmente lo que esperábamos con ansias: ver cómo Harry derrotaba a aquel que no será nombrado. Una batalla que no dejó indiferente a nadie aun cuando este film no haya sido para algunos lo mejor en las entregas de esta millonaria saga. Voldemort, interpretado por el siempre impecable Ralph Fiennes, se deshacía para siempre hecho pedazos y los fans no pudimos contener la alegría aun cuando eso significase el adiós para siempre de este mundo creado por J.K. Rowling. La dirección de David Yates cumplió con una puesta en escena sensacional para una de las escenas más esperadas este año.

Cisne Negro

Black Swan

La pesadilla de una bailarina por alcanzar la perfección hechizó a más de uno y le valió a su protagonista, Natalie Portman, un Oscar más que merecido. No hay en este film escena que no perturbe o impacte pero ciertamente todos coincidirán en que la escena de sexo entre Portman y Mila Kunis provocó tanta sorpresa como escándalo. Ambas actrices entregaban todo en una escena nada fácil para la que, según cuentan, debieron recurrir al alcohol para animarse a realizarla.

Amanecer parte 1

The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 1

Otras de las sagas que va llegando a su final, y en dos partes como ahora se estila. La boda que todos esperábamos y casi los mismos conflictos vinieron de la mano de Bill Condon. Nos guste o no estos vampiros demasiado buenos y contenidos, lo cierto es que nadie se esperaba el impacto de una imagen de pesadilla realmente impresionante. Nuestra protagonista está a la puerta de que también le crezcan colmillos tras la boda y su sueño premonitorio (?) nos regalaba casi por primera vez finalmente lo que muchos pensaban que carecía en esta cinta: sangre y cadáveres.

El árbol de la vida

The Tree of Life

La obra de Terence Malick que provocó amor y odio por partes iguales con la historia de una familia inmersa en un ensayo existencialista que muchos tomaron con aires de pretensión. No obstante pocos negarán que el film arranca con la introducción más seductora que ha brindado el cine, una mezcla de imágenes y música soberbia que involucra todos los sentidos. Una escena que es un verdadero viaje al éxtasis visual.

Melancholia

Melancholia

Y si hablamos de existencialismo y directores controversiales ¿cómo pasar por alto a Lars Von Trier? Su último trabajo, una visión apocalíptica en dos capítulos sobre el film del mundo y el significado de la vida posee el prólogo más maravilloso que el séptimo arte pueda habernos brindado. Codo a codo con un final sobrecogedor, ambas escenas pelean por lo que podría considerarse lo mejor de este año. Imágenes ralentizadas acompañadas por los arreglos musicales de Kristian Eidnes Andersen marcaron el paso imponente de un film laureado por donde quiera que haya pasado, o sea por todas partes menos por Argentina, lamentablemente, donde decidieron no estrenar el film gracias a las declaraciones políticamente incorrectísimas de su director.

Super 8

Super 8

Quizá Super 8 haya sido este año un film para los más nostálgicos, entre los que admito incluirme, pero pocas veces vemos en pantalla grande la adrenalina de una secuencia cinematográfica como la del accidente del tren. Una escena realmente de alto impacto que nos recordó a todos aquellas aventuras típicas de los ochenta donde había que correr por tu vida. Eso mezclado con el suspenso sobre qué se agita en uno de esos vagones comienzan el meollo de un film que pareciera atemporal.

127 horas

127 hours

La hayan visto o no todos saben de qué va este film basado en un hecho real. Un hombre atrapado entre las inmensas rocas del Gran Cañón del Colorado y una decisión que causaría escalofríos al más valiente: cortarse el brazo que lo separa de la libertad y así poder sobrevivir. Escena en la que nuestra propia imaginación se queda corta ante la visión real en la pantalla grande. Un James Franco certero y una historia cruda cuya escena estremece de pies a cabeza y que no podría faltar en esta lista.

Perros de Paja 2011

Straw Dogs

Apenitas estrenada entra en la lista esta remake de aquella gran película protagonizada por Dustin Hoffman. Una versión un tanto desdibujada y con algunos fallos en comparación con su antecesora pero que guarda una de las escenas más sorprendentes: la de la muerte de Charlie, el villanísimo de esta versión encarnada por el moderno sex- symbol Alexander Skarsgard. No he de describirla para no arruinarles la velada de un film que aun pueden encontrar en las salas. Quizá sea esta la escena que mejor valga el visionado, créanme, impactante y dolorosa.

The Help

The Help

Una historia que impacta ya desde su temática, emotiva, triste por momentos y de grandes actuaciones. Un film que parecería quedar fuera de esta lista, hasta que recordamos la escena de la torta. No hace falta nada más que una frase reveladora para convertir un par de pedazos de pastel en la peor de las pesadillas. Hilarante y tremenda.

Y ya para ir cerrando y apenada por otras grandes escenas que este año el cine nos ha sabido dar, los dejo con...

Hereafter

Hereafter

El film dirigido por Clint Eastwood nos acerca de una manera emotiva a los elementos sobrenaturales del mundo que nos nos hacen replantear cómo balanceamos el espíritu y la materia. Entre las escenas del film se encuentra la devastación natural, realidad cada vez más evidente, de un Tsunami arrasando todo a su paso. Una madre y su pequeña escapando de la gran ola y el espanto de ver qué tan fácil todo puede desaparecer inesperadamente en un segundo. Lo que más impacta además de la escena en sí es ese pequeño y característico detalle que hace siempre de Clint un gran director: el osito de peluche flotando.

Hasta aquí entonces esta lista que seguramente muchos completarían y cambiarían. Nos queda afuera La piel que habito y su tremenda resolución final, una trilogía como la de Toy Story 3 con sus personajes a punto de quemarse, una moneda causando la muerte y muchas más.