Titanic: James Cameron habla sobre la conversión a 3D

Por supuesto, ¡lo veíamos venir! Al ser el precursor del actual 3D, James Cameron llevaría a su bebé — como él mismo le llama — a un nuevo nivel. Después del gran éxito obtenido con Avatar, el cineasta apuesta por la conversión de Titanic. Con una inversión de 20 millones de dólares y un año de trabajo, esta historia de amor está lista para estrenarse para el centenario de dos eventos importantes: la tragedia del RMS Titanic y el aniversario de Paramount Pictures.

El pasado viernes compartimos el tráiler del relanzamiento, del cual no se percibe mucha diferencia con respecto al Titanic de 1997. Tal vez resalta la nitidez de la imagen y una mejora en la mezcla de sonido. ¿Y el 3D? Tendremos que esperar a ver el promocional en las salas de cine.

Lo cierto es que algunos críticos, en Estados Unidos, han tenido la oportunidad de ver avances, asegurando que se trata de el mejor trabajo de conversión a 3D realizado hasta el momento. Cada detalle del proceso — desde la creación de un nuevo máster en resolución de 4K, la limpieza de la imagen, la corrección del color hasta la tercera dimensión — fue realizado bajo la supervisión del mismo James Cameron. Paramount comparte un featurette donde el director habla brevemente sobre el proceso.

Titanic es mi bebé. Así que por supuesto quise formar parte de cada paso del proceso. Comenzamos con todo lo que se puede hacer a Titanic antes de convertirla en 3D. Así que la limpiamos y la hicimos lo más inmaculada posible, antes de comenzar el proceso. Así que, aún viéndola en 2D, luce más asombrosa que como se vio en 1997, cuando fue lanzada por primera vez.

El 3D, definitivamente, realza la más pequeña interacción humana. Los momentos íntimos son realmente poderosos en 3D, porque sientes que realmente estás ahí.

Para convertir una película en 3D, no usas una vara mágica. Tienes que crear todo cuando no hay información en 3D para ese momento original de fotografía. Quería que fuera el equivalente a como se vería si originalmente se hubiera filmado en 3D; así que si voy a hacer una conversión, tiene que verse en ese estándar. Es tan hermoso y suntuoso que realmente sientes que estas en estos asombrosos espacios abordo de la nave o estás ahí mismo, corriendo el mismo peligro que Jack y Rose. Realmente lo lleva a otro nuevo nivel.

Queda claro que veremos al mismo Titanic de 1997, sólo que ahora con mejoras importantes. Será más brillante. Tendrá más detalles. Como lo hemos visto con conversiones anteriores, es evidente que esta inversión de tiempo y dinero no sólo estará destinada a la pantalla grande; aquellos fanáticos del filme, estén listos para adquirirla en Bluray (van a ver). Titanic regresa a cartelera, en 2D y 3D, el 6 de abril de 2012.