Satán, ese personaje tan suculento

Hay papeles por los que cualquier actor o actriz mataría. Papeles que son perseguidos por las estrellas para añadir un triunfo a su carrera. Es bien sabido que si un actor da vida a un personaje con problemas mentales o físicos tiene más posilidades de ganar grandes premios. Si una actriz se afea para lograr un papel como hizo Charlize Theron en Monster es garantía de Oscar. Todos los actores desean dar vida a un personaje de una película de Woody Allen, muchos aspiran a interpretar a un a persona real en un biopic porque también suele ser un premio seguro como Nicole Kidman en The Hours.

Sin embargo existe un personaje que muchos han interpretado porque, aseguran, es divertido, porque les permite hacer cosas que nunca harían, porque da mucha libertad interpretativa, hablo, claro está, del Demonio. Satán, Belcebú o como prefiráis llamarle es un personaje carismático, atractivo, lleno de matices, siniestro a la par que magnético, malvado, juguetón, promíscuo, inquieto. Hagamos un pequeño repaso por los actores y actrices que se han puesto en la piel del señor de los infiernos.

Elizabeth Hurley en Bedazzled (2000)

Película dirigida por Harold Ramis y protagonizada por Brendan Fraser y Elizabeth Hurley. Fraser da via a Elliot Richards un joven apocado y sin amigos perdidamente enamorado de su compañera Alison con la que no es capaz de hablar. Una noche el Diablo, con el espectacular cuerpo de Elizabeth Hurley, aparece y le propone un trato: le concederá siete deseos a cambio de su alma. Elliot acepta porque cree que así podrá enamorar a Alison, sin embargo, todos y cada uno de los deseos presentan inconvenientes y Elliot ve como sus oportunidades se van agotando sin remedio.

Viggo Mortensen en The Prophecy (1995)

Escrita y dirigida por Gregory Widen la historia de la lucha entre ángeles y demonios se inicia con el arcángel Gabriel (Christopher Walken) , quien tras enviar a Lucifer (Viggo Mortensen) al infierno se mancha con el mismo pecado y siente rencor hacia Dios y hacia el libre albedrío de los hombres. La película sigue a Gabriel en su búsqueda de un alama negra en la tierra, un experto estratega para la guerra contra Dios y los hombres. Un detective de policía se encontrará en el medio de esa batalla angelical entre el bien y el mal. Lucifer por su parte está cómodo con las cosas tal y como están así que interviene a favor de los buenos. Lucifer es poderoso, sibilino y tiene una gran determinación; me encanta Mortensen en esta película porque resulta siniestro, atractivo y muy creíble.

Jennifer Love Hewitt en Shortcut to Happiness (2007)

Remake del clásico The Devil and Daniel Webster que se basa en la historia corta de Stephen Vincent Benet que a su vez se basa en Fausto. La película está protagonizada y dirigida por Alec Baldwin que da vida a Jabez Stone, un escritor desesperado que vende su alma al diablo a cambio de riqueza y fama.

Después de aceptar el trato la vida de Jabez cambia, vende un libro, le llueve el dinero, las mujeres se agolpan en su puerta pero no todo es como él pensaba, ya que está perdiendo a sus amigos más queridos. Así que decide rescindir el contrato con el diablo y para ello contará con la ayuda del orador Daniel Webster (Anthony Hopkins) quien se enfrentará al señor del inferno en una batalla de ingenio que dirimirá el destino del alma de Jabez Stone.

Al Pacino en The Devil’s Advocate (1997)

Taylor Hackford dirigió a Al Pacino, Keanu Reeves y Charlize Theron en este estudio sobre la vanidad humana donde Pacino da todo un recital interpretativo. Se nota que el actor disfruta con su papel, que se siente cómodo con el personaje y que sabe sacarle provecho a toda la ambigüedad moral de Satanás. El discurso final que le suelta a un impertérrito Keanu Reeves es de lo mejorcito de la película y de lo más recordado de este tremebundo actor capaz de caer simpático interpretando al mismísimo Diablo.

Harvey Keitel en Little Nicky (2000)

Comedia escrita y protagonizada por Adam Sandler y dirigida por Steven Brill. En la película Satán (Keitel) lleva a cargo del infierno diez mil años, ahora debería dar paso a uno de sus hijos como gobernante pero ninguno de sus tres hijos le parece preparado para el cargo Ni Cassius, ni Adrian ni el pequeño Nicky. Cuando Cassius y Adrian dejan el infierno para ir a Nueva York su padre empieza a morir. Nicky deberá ir en su busca para salvar a Satán. Durante la película aparece Lucifer, padre de Satán, interpretado por el cómico Rodney Dangerfield.

Peter Stormare en Constantine (2005)

Película dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Keanu Reeves y Rachel Weisz. Se basa en el personaje de John Constantine de los cómics de Hellblazer. Stormare aparece brevemente al final de la película pero su presencia lo llena todo. Es aterrador con su traje impecablemente blanco, su mirada perdida y con los ojos enrojecidos, su tatuaje en el cuello, sus pies descalzos... todo en él resulta perturbador e inquietante.

Robert De Niro en Angel Heart (1987)

Escrita y dirigida por Alan Parker; y protagonizada por Mickey Rourke, Robert De Niro y Lisa Bonet. El detective Harry Angel viaja a Nueva Orleans porque ha sido contratado por Louis Cyphre (De Niro) para encontrar a un hombre desaparecido. A medida que la investigación avanza mueren varias personas en extrañas circunstancias y la magia negra y el vudú complican la vida y el trabajo de Harry. Vi esta película siendo una niña y aún me estremezco recordando a De Niro pelando un huevo con sus largas uñas. Realmente transpiraba maldad y peligro.

Gabriel Byrne en End of Days (1999)

Película de acción y fantasía dirigida por Peter Hyams y protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Gabriel Byrne, Kevin Pollak y Robin Tunney. En 1979 nace una niña en Manhattan de nombre Christine que lleva la marca del Anticristo. Veinte años más tarde, el ex-policía Jericho Crane, salva a la joven de un asalto pero empezará a ser víctima de la persecución de las fuerzas oscuras. Byrne da vida a un banquero que es poseído por el Diablo, él es lo mejor de la película con diferencia. Un Diablo sádico, oscuro y vengativo. Un ser poderoso que no perdona una falta de sus lacayos.

Rosalinda Celentano en The Passion of the Christ (2004)


La polémica película dirigida por Mel Gibson y protagonizada por Jim Caviezel contó con la aparición de la hija de Adriano Celentano como el Diablo. Su presencia es espeluznante y turbadora. Sigue a Jesús con ojos de serpiente, destaca entre la multitud pero a la vez pasa totalmente desapercibida.

Trey Parker en South Park: Bigger, Longer & Uncut (1999)

El Satán de la película de South Park, doblado por Trey Parker, es un tipo sensible que se ha enamorado del hombre equivocado: Saddam Hussein. Este momento musical es perfecto para llegar a conocer al demonio en profundidad.


Estos son algunos ejemplos, hay más. ¿Queréis completar la lista?