Top 5 Extracine: la ciencia ficción británica dominó septiembre

Si en el Top 5 que realizamos los editores de Extracine en agosto hablábamos de que las elegidas eran las principales superproducciones de Hollywood, o al menos algunas de las cintas más reconocidas realizadas por la industria cinematográfica estadounidense, el caso de septiembre es completamente distinto y esta vez nos encontramos con cintas de todo tipo de cinematografías, desde la británica hasta la francesa pasando por la japonesa. Eso no quiere decir hayamos dejado de lado las películas de Hollywood, pero al menos sirve para descubrir que hay otro tipo de cine (y del bueno).

5. "Contagion"

En el quinto puesto nos encontramos con la última cinta de Steven Soderbergh, que siempre tiene algo sorprendente que contarnos. Esta vez se ha centrado en una trama de la que ya hemos visto numerosos ejemplos, como es la típica historia sobre un virus letal que empieza a propagarse por todo el mundo infectando y acabando con todo ser humano que se encuentra a su paso. ¿Entonces qué es lo que tiene de bueno la cinta? Sin duda el reparto. En él encontramos a unos intérpretes de primerísima fila como son Matt Damon, Kate Winslet, Gwyneth Paltrow, Marion Cotillard o Jude Law. Si a esto le unimos que el encargado de dirigirles es Soderbergh, no podemos más que esperar una película visualmente impecable que se ha abierto en huevo hasta este quinto puesto.

4. "The Debt"

Para el cuarto puesto del top tenemos la segunda y última producción estadounidense. Se trata de la última cinta de John Madden ("Shakespeare in Love") que tiene el principal reclamo de contar con Helen Mirren como protagonista. En cuanto al argumento, de nuevo nos encontramos con una trama que se ha realizado en numerosas ocasiones en el cine y que a dado lugar a todo tipo de historias a partir de la misma base: el espionaje militar. Esta vez el origen de la historia sucede a mediados de los 60 con unos agentes del Mossad como protagonistas, aunque el resto de la trama se narra 30 años después. A partir de aquí Madden nos deja un thriller que en palabras de mi compañero Luis es «entretenida, desde luego, pero que deja la impresión de que se hubiera podido lograr más, mucho más».

3. "Kari-gurashi no Arietti (Arrietty)"

Y ya comenzamos con las cinematografías del resto del mundo. Para la medalla de bronce aterrizamos en Japón para conocer la última gran obra que nos ha brindado el Studio Ghibli. Se trata de una revisión del cuento clásico de Mary Norton The Borrowers, que el propio Hayao Miyazaki se ha encargado de reescribir para el guión, aunque esta vez su trabajo se ha restringido al libreto, dejando la dirección al debutante Hiromasa Yonebayashi. En el estudio nipón nos vuelven a demostrar que son unos amantes de la animación tradicional, y no sólo eso, sino que conocen perfectamente cuáles son sus raíces y las retoman para crear una película adaptada al siglo XXI. El resultado es una cinta con unos planos maravillosos, de una belleza estremecedora que sorprenderá gratamente a todos los que creen que no hay nada más allá de los grandes maestros del estudio.

2. "L’illusionniste"

En el segundo puesto nos encontramos con otra gran cinta de animación lo que, personalmente, me alegra muchísimo. Además, como en el caso de la anterior, también se trata de una película que promulga la animación tradicional, hecha a mano alejándose todo lo posible de cualquier herramienta digital. Sylvain Chomet, después de algunos años, consigue estrenar su personal homenaje a Jacques Tati en su segundo largometraje como director, siete años después de realizar su ópera prima. Y no creo que haya defraudado a nadie. Aunque no cuenta con el efecto sorpresa que tuvo su primera obra, demuestra su saber hacer combinando su cine con el de Tati, como si el director de "Mon Oncle" se hubiera pasado a la animación, con su peculiar personaje incluido.

1. "Attack the Block"

Y en el mes de septiembre la película preferida de los editores de Extracine ha sido "Attack the Block", la última sorpresa de la prolífica industria británica. La película tiene extraterrestres, pero no es la típica película de extraterrestres. En ella los aliens se mezclan con chicos de los suburbios londinenses que luchan por evitar que estos seres peludos de otro planeta invadan la Tierra. Con esta premisa os podéis imaginar el número de situaciones cómicas que se pueden producir, todas ellas de lo más efectivas. Además cuenta con una particular estética de serie B de los años setenta que la hacen aún más atractiva, y que servirá para que muchos artistas que vengan detrás intenten conseguir algo similar. Como la definió mi compañero Luis «un filme excepcional y tremendamente divertido».